Diario Vasco

Redacción Deportes, 17 abr (EFE).- La tercera jornada del Masters 1.000 de Montecarlo estuvo marcada por las reacciones del austríaco Dominic Thiem, de los españoles Fernando Verdasco y Feliciano López, del argentino Diego Schwartzman y el búlgaro Grigor Dimitrov, y por la derrota del francés Lucas Pouille.

El duelo entre Thiem y el ruso Andrey Rublev (33) del mundo, estaba marcado como el más interesante de la jornada. El austríaco había sido la sensación de la pasada temporada, cuando se convirtió en el único jugador capaz de derrotar en tierra batida al español Rafael Nadal (en cuartos de Roma) y firmó también final en Barcelona y Madrid, y semifinales en Roma y Roland Garros.

Su balance en tierra en el 2017 fue de 17 victorias en 22 partidos, pero este martes en su debut en la arcilla tuvo que salvar una bola de partido antes de ganar al discípulo del español Fernando Vicente, por 5-7, 7-5 y 7-5, en dos horas y 40 minutos.

Fernando Verdasco y Feliciano López mantuvieron la constante ganadora este año en Montecarlo. Si Roberto Bautista y Albert Ramos lo hicieron el lunes, el toledano y el madrileño les siguieron después, eso si remontando ambos el primer set ante el francés Benoit Paire (5-7, 7-6 y 6-4) y contra Pablo Cuevas (5-7, 7-6 y 6-1), ante el que 'Fer' estuvo a solo un juego y sirviendo el uruguayo para decir adiós.

Verdasco, finalista en 2010, se quedó así a una sola victoria de conseguir una cifra redonda, la 500, en su carrera y se convertirá en el sexto español que lo consigue en la Era Open. El zurdo madrileño será el primer rival este miércoles, del croata Marin Cilic, segundo favorito, que este martes se retiró del entrenamiento con un problema de rodilla.

También, Feliciano se medirá este miércoles con Roberto Bautista, Albert Ramos contra el alemán Philipp Kohlschereiber, Guillermo García-López contra el italiano Andreas Seppi, y se producirá el debut de Rafael Nadal contra el esloveno Ajaz Bedene.

Diego Schwartzman, décimo favorito, necesitó acudir a la épica para liquidar a su amigo y compañero de equipo de Copa Davis Guido Pella, después de un extraño primer set y manejo de la situación en los siguientes (0-6, 6-2 y 6-3), para lograr la primera victoria sobre el de Bahía Blanca. Schwartzman se enfrentará con el francés Richard Gasquet.

Siguiendo la tónica de la jornada, el búlgaro Grigor Dimitrov, cuarto favorito, con lesión del hombro a principios del año, sacó adelante su primer partido sobre tierra, al vencer con muchos problemas al francés Pierre-Hugues Herbert, por 3-6, 6-2 y 6-4.

La primera derrota entre los favoritos fue la del francés Lucas Pouille, séptimo, ante el alemán Mischa Zverev, por 2-6, 6-1 y 7-6 (3).