Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- El Ministerio de Sanidad está trabajando en un nuevo calendario vacunal en todas las etapas de la vida, común para todas las comunidades autónomas, una reivindicación de los profesionales sanitarios que tiene como objetivo mejorar las tasas de vacunación en adolescentes y adultos.

El presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, en una rueda de prensa con motivo de la Semana Mundial de la Inmunización, ha señalado que el Ministerio ya dispone de un borrador al respecto y ha aventurado que "es razonable pensar que podría estar disponible a lo largo de este año".

El doctor García Rojas ha recordado que mientras que las coberturas de vacunación de la población infantil en España son elevadas (95 %), en adultos son "significativamente menores"; la más alta, frente a la gripe, se sitúa en torno al 57 %, según datos del Ministerio de Sanidad de la campaña de vacunación 2016-2017.

Según este experto, la implementación de un calendario vacunal para todas las etapas de la vida, similar al desarrollado en Italia, que puede servir de referencia adaptado a la realidad epidemiológica de España, podría mejorar las tasas de vacunación en adolescentes y en adultos.

El también jefe de la sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección de Salud Pública del Servicio Canario de Salud ha recordado que ya hay comunidades que tienen ese calendario del adulto, como Asturias, Navarra, Madrid, Galicia y Canarias, en tanto que Cataluña está trabajando en ello, pero se trata de extenderlo a las 17 y que sea común para todas ellas.

En cuanto a las coberturas que debería contemplar, este experto ha citado, además de la vacuna de la gripe, la del neumococo, tétanos y difteria para los que no fueron vacunados de niños y una dosis de recuerdo para los que sí la recibieron; tosferina en embarazadas, triple vírica y varicela, y hepatitis, a población de riesgo, entre otras.

En la rueda de prensa se ha presentado la campaña "Las vacunas cuentan para toda la familia", promovida por 35 sociedades científicas e instituciones sanitarias, con el apoyo de la compañía farmacéutica MSD, que quiere incidir en los beneficios de estos medicamentos para todos los miembros de la familia, incluidas las mascotas.

El doctor García Rojas ha considerado que "debemos quitarnos el chip de que las vacunas son solo cosas de niños" y ha abogado por la necesidad de reforzar la idea de que hay que vacunar frente a enfermedades transmisibles "que no vemos", pero sobre las que "nunca se debe bajar la guardia".

"Nosotros nos olvidamos de ellas, pero ellas no se olvidan de nosotros", ha advertido.

No obstante, ha pedido no criminalizar sino convencerles mediante pedagogía a los "anti-vacunas", a los que prefiere referirse como "personas reticentes a la vacunación", entre los que incluye a los padres que se niegan a vacunar a sus hijos por miedo a los efectos secundarios pero también a los que lo rechazan de plano "por motivos ideológicos".

A los primeros les ha dicho que "el peor efecto secundario que tiene una vacuna es no ponerla", mientras que al otro grupo, "al que es difícil convencer, les diría que lo único auténticamente progre es la ciencia".

Otra de las reivindicaciones de la AEV es la búsqueda de un modelo de financiación alternativo para las vacunas, sobre el que debe abrirse un debate, así como trabajar para implicar a los propios profesionales en su propia vacunación, ha dicho.

Sobre el futuro de estos fármacos, ha explicado que existen líneas de investigación abiertas para lograr vacunas frente al alzheimer o al hábito tabáquico, pero también para mejorar la seguridad y la eficacia de las ya existentes, así como nuevas vías de administración (comestibles, inhaladas o mediante parches).

Por su parte, la doctora Federica Burgio, responsable del departamento médico de animales de MSD, ha señalado que el 60 % de las enfermedades infecciosas son zoonosis, es decir, se transmiten de animales a personas, por lo que ha incidido en la importancia de vacunar a las mascotas.