Diario Vasco

El Cairo, 17 abr (EFE).- Las fuerzas del régimen sirio siguen negociando con los yihadistas del Estado Islámico (EI) para que abandonen sus posiciones en el sur de la capital, Damasco, y así evitar una ofensiva, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que el Gobierno sirio continúa desplegando unidades y reforzando sus posiciones en vistas a una ofensiva militar contra el EI en el campo de Al Yarmuk, donde se encuentra un campo de refugiados palestinos, y otras zonas, en el caso de que los intentos de negociación con los radicales fracasen.

Según el Observatorio, si se llega a un acuerdo los yihadistas saldrían de Damasco hacia el norte de Siria y no hacia el sur, como lo sugirieron las fuerzas del régimen en las negociaciones.

Esta mañana, las fuerzas gubernamentales sirias atacaron con misiles zonas controladas por el EI, en el sur de Damasco, lo que causó la muerte de al menos un menor.

Las fuerzas del régimen tuvieron como objetivo áreas del extrarradio sur de Damasco, el distrito del campo Al Yarmuk y el barrio de Hayar al Asuad, con más de 40 proyectiles y misiles que se cree que son tierra-tierra, detalló la ONG.

En el último mes el EI ha intentado recuperar terreno lanzando varios ataques en el este de Deir al Zur y en el sur de Damasco, en las inmediaciones del campo de Al Yarmuk, donde ha tomado el control del barrio de Al Qadam.

Los extremistas llevan presentes desde hace años en el distrito de Hayar al Asuad y controlan un tercio del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk.

Mientras tanto, la otra tercera parte de Al Yarmuk está en poder del Organismo de Liberación del Levante, la exfilial siria de Al Qaeda, y otra en manos de las autoridades sirias y facciones palestinas aliadas del Gobierno de Damasco.

El EI, que proclamó un "califato" en Siria e Irak en junio de 2014, ha perdido la mayor parte del territorio que controlaba en ambos países en el último año.