Diario Vasco

Brasilia, 17 abr (EFE).- El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, anunció hoy que la Unión Europea (UE) se apresta a suspender sus importaciones de carnes de pollo del país, que a su vez llevará el caso ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Maggi hizo ambos anuncios en una rueda de prensa en que presentó un balance de un reciente viaje a Bruselas, donde discutió el asunto con delegados de la Comisión Europea, que le informaron sobre el inminente embargo sobre las importaciones de pollos brasileños.

Según dijo el ministro, la UE se apoya en el resultado de una operación policial que en marzo pasado detectó algunos fraudes en la fiscalización de nueve frigoríficos de BRF, la mayor exportadora de carnes de pollo del mundo.

Pese a que el Gobierno brasileño suspendió las operaciones de BRF con la UE cuando fue informado sobre el asunto, Maggi dijo que el bloque comunitario prepara un embargo sobre otros frigoríficos, pese a que en la investigación "no se detectaron problemas sanitarios".

Según Maggi, la UE ya impone barreras a las carnes de pollo fresca y salada de Brasil, pese a que ya perdió un pleito entablado ante la OMC, que hace casi una década estableció que no había justificación para ello.

De acuerdo con el ministro, esas medidas provocaron que las exportaciones de esos productos a la UE cayeran de 407 millones de dólares anuales en 2007 a 201 millones de dólares el año pasado.

Maggi adelantó que, en caso de confirmarse la información que recibió en Bruselas, "no restará otro camino que proponer un nuevo panel a la OMC", a fin de que se pronuncie sobre el caso.