Diario Vasco

Bruselas, 17 abr (EFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentenció hoy que Polonia incumplió diversas directivas medioambientales comunitarias en su gestión y tala del bosque de Bialowieza, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y protegido por la red Natura 2000.

La propia Comisión Europea (CE) interpuso el 20 de julio de 2017 un recurso ante el TJUE para que este indicase, como finalmente ha hecho, si Polonia había incumplido sus obligaciones con respecto a la directiva sobre los hábitats y la directiva sobre las aves.

El TJUE observó irregularidades a partir de 2016, cuando el ministro polaco de Medio Ambiente, Jan Szysko, autorizó que se triplicara la explotación de madera en el distrito forestal de Bialowieza, uno de los tres que componen el lugar Natura 2000, debido a la aparición de una plaga de escarabajos "Ips typographus".

Desde aquel momento, el Servicio Forestal polaco permitió también la realización de operaciones de gestión forestal activa, como cortes de saneamiento, operaciones de reforestación y cortes de rejuvenecimiento en 34.000 hectáreas de las 63.147 que componen el bosque.

La sentencia del TJUE dictaminó que en dichas zonas, en virtud de la protección a la que estaban sujetas, no era posible realizar ninguna intervención, ya que no se siguieron los procedimientos específicos que establece la directiva de hábitats.

Esta directiva prevé la realización de este tipo de operaciones de gestión forestal solo cuando las autoridades competentes hayan demostrado que no tendrán efectos perjudiciales duraderos para el ecosistema.

Según el TJUE, las actividades autorizadas por las autoridades polacas, además de afectar al que según la CE es "uno de los bosques naturales mejor conservados de Europa", también han llevado a la destrucción de nidos de aves protegidas, una circunstancia que no se tuvo en cuenta a la hora de comenzar el plan de gestión forestal.

El TJUE ya había decretado el 20 de noviembre de 2017 el cese temporal de las operaciones de gestión forestal en el bosque de Bialowieza hasta que se pronunciase sobre la legalidad de las mismas, como había solicitado la Comisión Europea.

La organización ecologista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) celebró esta sentencia del TJUE, ya que la considera "una clara victoria para la vida salvaje en Europa".

"El ministro polaco de Medio Ambiente debe retirar inmediatamente las decisiones que han permitido la tala masiva de árboles en el bosque", aseguró WWF a través de un comunicado, en el que recordó que su trabajo es "garantizar los ecosistemas de Bialowieza de cara a futuras generaciones".