Diario Vasco

Zaragoza, 17 abr (EFE).- Después de la derrota del Real Zaragoza el pasado domingo contra el Rayo Vallecano (2-1), para el técnico zaragocista, Natxo González, "sería un error" presionarse con el ascenso directo, ya que esa presión, a su juicio, no les beneficia.

"Hay que ser objetivos, ya para llegar hasta aquí hemos tenido que conseguir muchísimos puntos", ha explicado el entrenador del Zaragoza en un encuentro sobre liderazgo organizado este martes en la capital aragonesa por la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA).

Pero la pasada derrota, que ha dejado al Zaragoza con 55 puntos- a nueve del Sporting y el Rayo, ambos en puestos de ascenso directo- "bajo ningún concepto puede afectar de cara al sábado", ha recalcado González, en relación a su próximo duelo ante el Almería, que disputarán en La Romareda.

Y aunque ha reconocido que tenían "mucha ilusión en Vallecas", el técnico ha optado por "hacer lo de siempre": analizar lo bueno y lo malo para tratar de mejorar.

"El viento varía mucho de unas semanas a otras, una va de cola y otra de lado", ha dicho González, quien ha manifestado que en el equipo todavía están "lamentándose" de la derrota de Vallecas, aunque ha confesado que la recuperación va a ser "fácil" .

"De puertas para adentro no podemos perder la perspectiva. Pasamos de hace tres meses de hablar de un descenso, a tres meses después de un ascenso directo", ha continuado el técnico del Real Zaragoza, quien ha confesado que una victoria en Vallecas les habría permitido "soñar".

"Pero esto es el deporte, a partir de allí, hay que organizar", ha zanjado el entrenador, quien ha insistido en afrontar la recta final con "naturalidad".