Diario Vasco

Berlín, 17 abr (EFE).- El ministro estonio de Administración Pública, Jaak Aab, dimitió hoy después de que en un control policial se le detectase un grado de alcoholemia del 0,28 mg/litro, por encima del límite permitido en el país para conducir.

Así lo informó la televisión publica estonia que indicó que Aab fue sometido al control tras haberse detectado que estaba conduciendo con exceso de velocidad.

Aab iba a una velocidad de 73 kilómetros por hora en una zona en que la velocidad máxima permitida era de 50 kilómetros por hora.

Tras lo ocurrido, Aab convocó una conferencia de prensa en la que hizo pública su decisión.

"Lamento mucho el incidente y no pretendo justificarme, he aprendido la lección", dijo al anunciar su dimisión.

Aab explicó que había bebido algo un tiempo antes de ponerse al volante y que había asumido erróneamente que ya no tenía alcohol en la sangre.

En la mayoría de los países de la UE el límite de alcoholemia permitido para conducir oscila entre 0,2 y 0,25 mg pero en Estonia rige la tolerancia cero.

El primer ministro, Juri Ratas, aceptó la dimisión de Aab y dijo que lo había hecho "con un peso en el corazón".

"Lamentablemente no tenía otra alternativa. Ese tipo de cosas son inaceptables para cualquier conductor", dijo.