Diario Vasco

Washington, 17 abr (EFE).- La notable alza en las previsiones de crecimiento para España, del 2,4 % a un 2,8 % en 2018, responden a un "menor impacto" del esperado por la crisis política de Cataluña y una "mejora general" en la zona euro que han impulsado las exportaciones, explicó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El flujo de datos de España ha sido mejor de lo esperado. Hubo un fuerte crecimiento a final de año y una mejora general de las condiciones en la zona euro que han impulsado las exportaciones", dijo a Efe Gian Maria Milesi-Ferretti, director adjunto del Departamento de Investigación del FMI, tras la presentación del informe de Perspectivas Económicas Globales.

Asimismo, agregó Milesi-Ferretti, se ha visto "un menor impacto de la incertidumbre sobre Cataluña en los datos agregados, que lo que pronosticamos, así es también una razón modesta para la mejora de las previsiones".

Las crisis políticas "son elementos muy difíciles de juzgar, el impacto en los datos agregados muestra que (el de la de Cataluña) ha sido relativamente modesto en el crecimiento, lo que es una buena noticia", remarcó.

En su anterior reunión, hace seis meses, el Fondo había advertido sobre los posibles efectos negativos de que la prolongada incertidumbre política en Cataluña, después de la ilegal declaración de independencia del gobierno de esa comunidad autónoma en octubre, pudiese afectar a la confianza empresarial y cifró el impacto sobre el crecimiento en España en una décima menos.

Por otro lado, Milesi-Ferretti remarcó que "las exportaciones españolas se están comportando muy bien y el crecimiento general ha sorprendido positivamente; son muy buenas noticias porque España todavía tiene una elevada tasa de desempleo y necesita todas las sorpresas positivas que pueda", agregó.

"España lo está haciendo mejor que otras economías de la zona euro porque fue tan severamente afectada por la crisis y el desempleo se disparó por encima del 20 %, así que tiene más espacio para recuperar la completa utilización de recursos que un país que tiene un desempleo más bajo", apuntó.

No obstante, matizó que "el efecto rebote se ha visto ayudado por las reformas aplicadas, especialmente en el mercado laboral y las exportaciones, que son muy importantes para España".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó hoy las previsiones de crecimiento económico para España a un 2,8% este año, cuatro décimas más que en enero, y una décima en 2019, hasta el 2,2 %; y la situó a la cabeza del crecimiento de las grandes economías de la zona euro.