Diario Vasco

Rabat, 17 abr (EFE).- La Marina Real de Marruecos ha recurrido a las fotos satélite para hacer un "peinado" de las costas del Mediterráneo con el fin de interceptar las actividades del narcotráfico internacional.

Según informó hoy el diario "Al Masae", los efectivos de la Marina Real recurrieron también a informaciones de servicios secretos para intensificar el control sobre las costas donde se cargan y se envían los alijos de droga.

La Marina Real determinó "nuevos puntos negros" basándose en los datos resultantes de diferentes operaciones de decomisos policiales llevados a cabo en los últimos años.

La misma fuente añadió que las autoridades intensificaron los controles sobre las playas "descubiertas y conocidas" debido a que los narcotraficantes utilizan ahora una nueva táctica consistente en "sacar la droga desde playas conocidas y frecuentadas por los ciudadanos".

Los efectivos de la Marina Real han actualizado sus datos y sus mapas relacionados con el control de las costas y sobre las mafias que operan en la zona, explicó el rotativo marroquí, que añadió que estos efectivos recibieron una formación con el fin de lograr interceptar las embarcaciones con droga a poca distancia de la costa para localizar los escondites de los alijos.

En 2017, Las autoridades marroquíes decomisaron 93,7 toneladas de hachís, sumadas las incautadas por la policía (60 toneladas) y las de los agentes de aduanas (33,7 toneladas).

Marruecos es el principal productor de hachís del mundo y donde hay más hectáreas dedicadas al cultivo del cannabis; además, en los últimos años se ha detectado en las aguas y el territorio marroquíes una creciente presencia de drogas duras como la cocaína.