Diario Vasco

San Fernando de Henares , 17 abr .- Edurne Goicoechea, madre de Ainara Urquijo, una de los ocho acusados de agredir en 2016 a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de Alsasua (Navarra) ha declarado antes de entrar en la sede de la Audiencia Nacional que "se nos ha preparado una bola de la que vemos muy difícil escaparnos".

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), antes del comienzo de la sesión de hoy, Edurne Goicoechea ha explicado que a su hija le piden doce años y medio de prisión "por lo que dicen fue una amenaza terrorista".

"Después de casi año y medio nos vemos aquí ante esta desproporción abrumados y asustados ante la imposibilidad de tener una defensa en condiciones pues no se han admitido muchísimos testigos y pruebas", ha añadido.

Y ha apostillado: "Pedimos una investigación y un juicio justos aunque la verdad es que tenemos las esperanzas justas en este juicio".

Además, "se ha hecho por buena parte de medios de comunicación una idea de lo que es el pueblo que no se corresponde con la realidad, y yo estoy muy orgullosa de ser del pueblo del que soy, que es un pueblo tranquilo, solidario y que merece la pena".

Por todo ello ha lamentado que "se saque de contexto hasta este punto una pelea de bar con una lesión de una rotura de tobillo y que se puedan justificar 375 años de cárcel, lo que no entra en la cabeza de nadie".

Por otra parte ha comentado que tras prestar declaración ayer su hija "está tranquila porque sabe que no ha hecho nada, pero está absolutamente desbordada por una petición que le hunde la vida".

"Hay que ser conscientes de que estas peticiones si salen adelante hunden la vida de nuestros hijos y no sabemos a qué intereses corresponden pero desde luego no al interés de hacer justicia", ha apuntado.

Edurne Goicoechea supone que los guardias civiles y sus parejas hoy declararán lo que viene en el auto de imputaciones "porque se basó solamente en lo que ellos declararon y en ningún momento se tuvo en cuenta a la otra parte".

Al igual que ayer, familiares y simpatizantes han aplaudido a la entrada de los acusados a la sede judicial tanto de los cinco que están en libertad, entre ellos Ainara Urquijo, como de los tres que lo han hecho en furgón al estar en prisión provisional.

Hoy se han personado en el juicio la directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Sonia Ramos, y las presidentas del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), que ejercer la acusación en esta causa, Consuelo Ordóñez, y de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco.