Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- Las libertades y los valores de la democracia en Europa "están en juego" y "necesitan más protección que nunca" desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, advierte la directora del Programa HELP (Formación en Derechos Humanos para juristas) del Consejo de Europa, Eva Pastrana.

"Tras ciclos de progreso, el deterioro es obvio", remarca Pastrana en un artículo publicado hoy en Firmas de EFE (https://www.efedocanalisis.com/category/firmas/), en el que enumera las razones del declive: "La crisis económica de 2008, la constante intromisión en nuestra vida privada por empresas que explotan nuestro rastro virtual, las diferencias salariales de las mujeres, la violencia doméstica, las dificultades diarias de las personas con discapacidad o la lentitud de la justicia".

La funcionaria del Consejo de Europa indica que "los fantasmas del racismo y la xenofobia (...) campan alentados por populismos nacionalistas y políticos irresponsables que explotan el discurso del miedo y del odio".

Agrega que "el Brexit es una de las representaciones más insólitas de esta tendencia y Hungría una de las más recientes", con el discurso "anti-migratorio y nacionalista" de Viktor Orban al frente del gobierno de ese país.

"En 2017, más de 200.000 refugiados y migrantes llegaron irregularmente a la UE", se lamenta Pastrana, quien deja claro que "los 22.000 que entraron en España representan menos de una quinta parte de quienes lograron acceder a Italia y la mitad de los que recibió Grecia", con muertes masivas en el intento de llegar al viejo continente.

En ese proceso surgen otras violaciones a los derechos humanos, como la explotación laboral de inmigrantes, "que supera a la sexual en muchos países europeos"; o la continuada marginación a los integrantes de la minoría más mayoritaria en Europa, la gitana.

En este contexto, según Pastrana, el Consejo de Europa es hoy "más necesario que nunca", es además "la conciencia de Europa" frente a hechos de corrupción, trata de personas, violencia contra las mujeres o ineficacia judicial o democrática en un continente que -afirma- está "en crisis".