Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- El despacho de abogados Jausas, especializado en empresas y grandes patrimonios, facturó 8,5 millones de euros en 2017, un 3,1 % más respecto al año anterior, gracias al crecimiento de los asuntos fiscales, procesales y laborales y a la alta litigiosidad del periodo.

En la presentación de los resultados anuales celebrada hoy en Madrid, el presidente de la firma, Agustín Bou, ha destacado las áreas mercantil y de litigación bancaria, cuya fuerza en los últimos doce meses ha atribuido al repunte de las operaciones de compraventa, y ha asegurado que la crisis política en Cataluña "se ha notado muy poco" en el negocio.

Al respecto, ha explicado que los mercados de Barcelona y Madrid "son diferentes", ya que mientras en la capital se aglutinan grandes multinacionales y empresas cotizadas, más reacias a la situación de incertidumbre, en la ciudad condal se concentra un mayor número de pymes, sector en el que han mantenido el crecimiento.

Entre los retos cumplidos, Bou ha señalado la reciente integración del bufete GMQ Abogados, liderado por Rodrigo Martos, con el que pretende reforzar la presencia de la marca en Madrid, área estratégica en la que Jausas aspira a sumar tres nuevos socios y centrarse en los ámbitos administrativo, inmobiliario y laboral en este 2018.

Sobre la cartera de negocio internacional, en el último año Jausas prestó sus servicios a más de 800 clientes -más del 15 % de la facturación actual-, medianas y grandes empresas y multinacionales procedentes, en su mayoría, de Europa y América, a las que ofreció, entre otros, servicios de asesoramiento en materia normativa.

Bou ha relatado que a pesar de la tendencia decreciente de las insolvencias, el despacho continúa presente en procedimientos como el concurso de acreedores del operador postal Unipost, que afecta a 2.200 empleados, y ha apuntado a las demandas por el Popular como ejemplo de nuevos casos en los que actualmente trabaja el equipo.

En este sentido, ha aseverado que la cantidad de procedimientos iniciados por inversores de la entidad afectados por la resolución "ha sido superior" a la que en su día registraron los perjudicados por la salida de Bolsa de Bankia, especialmente tras la admisión a trámite de la demanda dirigida por Jausas contra el Santander por enriquecimiento ilícito.

Con todo, Bou ha mantenido que su objetivo prioritario es conseguir una facturación de "entre 12 y 14 millones de euros en 2020", una cifra que convertiría a este despacho "de empresas y empresarios" en una firma global de servicios jurídicos de tamaño medio.