Diario Vasco

Varsovia, 17 abr (EFE).- El ministro polaco de Medio Ambiente, Henryk Kowalczyk, declaró hoy que Varsovia respeta la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que considera que Polonia incumplió varias directivas comunitarias con las talas en el bosque de Bialowieza, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El ministro hizo hincapié en que su Gobierno quiere proteger a toda costa el bosque de Bialowieza, parque nacional polaco, y aseguró que "todas las actividades autorizadas en este espacio natural han tenido como objetivo preservarlo en las mejores condiciones posibles para las futuras generaciones".

"Analizaremos la sentencia del TJUE y en los próximos días propondremos una serie de medidas en compromiso con la Comisión Europea", añadió Kowalczyk tras conocer la resolución judicial.

El TJUE sentenció hoy que Polonia incumplió diversas directivas medioambientales comunitarias en su gestión y con la tala del bosque de Bialowieza, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y protegido por la red Natura 2000.

La Comisión interpuso el 20 de julio de 2017 un recurso ante el TJUE para que éste indicase, como finalmente ha hecho, si Polonia había incumplido sus obligaciones con respecto a la directiva sobre los hábitats y la directiva sobre las aves.

El TJUE observó irregularidades a partir de 2016, cuando el entonces ministro de Medio Ambiente, Jan Szysko, autorizó que se triplicara la explotación de madera en el distrito forestal de Bialowieza, uno de los tres que componen el lugar Natura 2000, debido a la aparición de una plaga de escarabajos "Ips typographus".

Sobre esta sentencia, el principal partido de la oposición en Polonia, Plataforma Ciudadana, dijo hoy que la resolución del TJUE es "una prueba más de que el actual Gobierno polaco vulnera con sus decisiones la ley", a la vez que pidió responsabilidades para el exministro Szysko por autorizar las talas en el parque nacional.

Varias organizaciones ecologistas se concentraron hoy frente al Ministerio de Medio Ambiente para protestar por la gestión forestal del Gobierno polaco y celebrar su satisfacción por la sentencia del TJUE.

Las organizaciones ecologistas advierten de que las talas amenazan con la destrucción de un ecosistema virgen desde hace más de 10.000 años, hogar además del mamífero más grande del continente, el bisonte europeo.

Bialowieza, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1979, se divide entre Polonia y Bielorrusia, y cuenta con bosques arcaicos de hoja perenne y caduca.

Es único en su género para la conservación de la biodiversidad y alberga la mayor población del bisonte europeo, cerca de 700 ejemplares, especie animal emblemática de la región.