Diario Vasco

(añade datos a la información con referencia EC2533)

Cabanas ha respondido así a las críticas de la oposición que le ha reprochado la falta de fondos para inversiones reales, la ausencia de estrategias en el entorno rural o la baja ejecución de las partidas presupuestadas.

En su intervención, ha informado de que el presupuesto consolidado para 2018 de la Secretaría General de Agricultura y Alimentación es de 7.462 millones, lo que supone cerca del 80 % del global reservado para el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Ha desgranado las principales partidas en áreas como la competitividad y calidad de producciones y mercados agrarios; la sanidad agraria y el desarrollo del medio rural o la protección y mejora del medio natural.

Desde las filas de la oposición han criticado la falta de presupuesto en sanidad y la falta de respuesta a las comunidades autónomas cuando éstas piden ayuda presupuestaria por situaciones de enfermedades sanitarias (como la llevada a cabo desde la Comunitat Valencia cuando surgió un caso de "Xylella" en Alicante).

Según Cabanas, "todos los fondos" que han pedido desde la Comunidad Valenciana "les han sido enviados" y ha recordado que los Presupuestos están diseñados para que el ministerio financie el 50 % de "todas las peticiones" que recibe de las comunidades autónomas sobre este tipo de asuntos.

Otra de las críticas de la oposición ha sido la de que las cuentas no faciliten la ejecución de la Ley de 2007 sobre desarrollo sostenible en el medio rural algo que, a juicio del secretario de Agricultura y Alimentación, no es cierto.

Según ha explicado, esa normativa nació con "buenas intenciones" pero "invade" competencias de las comunidades autónomas por lo que arrastra "problemas técnicos y presupuestarios" y además no plantea un "desarrollo integral" del medio rural.

En su intervención, ha defendido las inversiones previstas en modernización de regadíos, con una estrategia que presentarán próximamente, o los fondos destinados a la incorporación de los jóvenes al campo.

También ha puesto el acento en el "esfuerzo" presupuestario dirigido a la modernización de maquinaria agrícola, a potenciar el comercio exterior, a ayudar a sectores como el vitivinícola, de la aceituna de mesa o el de los frutos secos, la sanidad agrícola y ganadera o a la lucha contra incendios en el medio rural.

La diputada del PP Ascensión Carreño ha valorado tanto las cuentas de 2018 como las aprobadas en años anteriores por el Gobierno de Mariano Rajoy porque han permitido que el sector agroalimentario "esté en las mejores condiciones".

Desde el PSOE, el diputado Manuel González ha asegurado que el Gobierno tiene olvidada la agricultura "desde hace tiempo" porque el proyecto de PGE "vuelve a situar" al ministerio "en la posición de cola".