Diario Vasco

Oviedo, 17 abr (EFE).- El defensa argentino del Real Oviedo, Juan Forlín, dejó claro este martes, tras la última victoria ante el Nástic por la mínima, que los azules sólo piensan en el partido que disputan cada semana, sobre todo ahora que "todo el mundo se la juega" y cada jornada se suceden "resultados inesperados".

"Si ganas, la semana es algo diferente, pero estamos igual de tranquilos con una derrota que con una victoria. Tenemos que trabajar de la misma manera porque falta mucho, hay demasiados equipos ahí y sumar es bueno, pero llega la hora de la verdad y sólo vale ganar para seguir adelante", comentó el futbolista.

El argentino, que ha pasado de libre en la defensa de cinco a hacer marcas con la de cuatro, explicó que el equipo está tratando de adaptarse lo más rápido posible al cambio de dibujo para dar lo que el técnico, Juan Antonio Anquela, les pide a los azules.

"Veníamos acostumbrados a jugar de una forma y ahora hay que tratar de hacer lo nos pide el míster, y lo antes posible. No encajar es fundamental, hay una dinámica muy buena y el trabajo en equipo es impresionante. Sólo hay que ver cómo corren todos los compañeros entrenando", matizó el central, que ve "gran competencia interna".

Forlín comentó que todos los delanteros a los que viene cubriendo le parecen "complicados" pese a tener "estilos" de juego diferentes, y añadió que su labor en la defensa pasa por estar "muy encima" del rival y "estudiar" sus movimientos durante la semana.

"No me he encontrado un delantero que sea fácil de cubrir, todos son de buen nivel, aunque cada uno con sus particularidades. Trato de estudiarlos y adaptarme, ver cómo se mueven, sus virtudes, y también por dónde podemos sacar ventaja para ayudar al equipo", analizó el central, que tendrá que frenar al pichichi del Valladolid, Mata, este mismo viernes.

Respecto al conjunto vallisoletano el futbolista carbayón señaló que se trata de un equipo que "trata de jugar bien al fútbol" y que propondrá en el Carlos Tartiere un partido "duro" en el que los locales tendrán que "aprovechar" el apoyo de la afición y el factor campo si quieren sumar de tres.

"Trataremos de ganar ahora, de no mirar más allá de Valladolid y ya cuando queden tres o cuatro jornadas ver dónde estamos. De momento pensamos solo en mantener esa posibilidad de acabar en puestos de promoción", concluyó el central.

Los azules continuaron con la preparación para el partido del viernes este mismo martes aunque con un ritmo menor al habitual al tratarse de una semana sin descanso, por lo que los titulares trabajaron a menor intensidad y los que menos minutos tienen se entrenaron con normalidad, aunque ni Viti ni Olmes -que se recuperan de sus lesiones- participaron con ninguno de los dos grupos.