Diario Vasco

San Sebastián de los Reyes, 17 abr (EFE).- El consejo escolar de la escuela infantil La Comba, en San Sebastián de los Reyes, ha acordado proponer la revocación del nombramiento del director "impuesto" por la Comunidad de Madrid, y pedirá un nuevo proceso de designación "transparente" y respaldado por la comunidad educativa.

El consejo ha tomado esta decisión después de que la Comunidad de Madrid nombrara en enero a la nueva dirección del centro, adjudicando el cargo a una persona externa al centro, desoyendo la petición de la comunidad educativa de esta institución tras la jubilación de la anterior directora.

Ahora, la escuela ha aprobado proponer a la Comunidad de Madrid la revocación del nombramiento de la nueva dirección del centro por la "falta de transparencia y de consenso" con la que, a su juicio, ha trabajado la Dirección de Área Territorial (DAT) norte.

La propuesta de revocación ha sido aprobada por ocho de sus nueve integrantes, con el fin de garantizar la continuidad del proyecto educativo de la escuela que, según han defendido en una nota, está basado "en el respeto a los menores" y en un modelo de gestión "abierto y solidario", sobre todo para las familias desfavorecidas.

Desde el consejo han justificado su decisión argumentando que el Gobierno regional no ha asegurado "en ningún momento" la continuidad de ese proyecto, a lo que suman la "opacidad" del proceso de elección de la dirección.

Además, han recordado que esta "falta de transparencia" en la elección llevó a decenas de familias del centro a participar el 15 de febrero en el pleno del Ayuntamiento para reivindicar la participación de la comunidad educativa en la designación de este cargo a través del consejo escolar y el claustro.

Las familias cuentan también con el respaldo de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos Giner de los Ríos, el sindicato Comisiones Obreras y la Plataforma por la Escuela Pública AlcobendaSanse.

Asimismo, en las últimas semanas han reunido más de 2.100 firmas de personas que piden que la dirección sea ocupada por uno de los antiguos trabajadores.