Diario Vasco

Londres, 17 abr (EFE).- El área total quemada por incendios forestales en todo el mundo y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) asociadas han disminuido desde 1930, según desveló hoy un estudio publicado en la revista británica Nature.

El documento, dirigido por la científica Vivek Arora del centro de Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno de Canadá, señala que esa reducción se debe al aumento de la densidad de población y del área de cultivo en las últimas décadas, lo que ha provocado una mayor absorción de CO2 por vía terrestre.

Los responsables del estudio cuantificaron los efectos de ambos factores en los incendios forestales entre 1850 y 2014, y el impacto asociado sobre la absorción de dióxido de carbono por la Tierra.

Para ello, revisaron las observaciones de satélites entre 1997 y 2014 y encontraron que la Tierra absorbió 130 millones de toneladas de CO2 al año entre 1960 y 2009 provocadas por incendios y la fragmentación del paisaje.

Esto equivale, según el informe, a aproximadamente el 19 % del total de emisiones de dióxido de carbono que el planeta absorbió en ese periodo.

Según un estudio publicado también por la revista Nature en 2012, el volumen de dióxido de carbono absorbido por la Tierra aumentó de 2.400 millones de toneladas al año en 1960 a 5.000 millones de toneladas anuales en 2010.