Diario Vasco

París, 17 abr (EFECOM).- Los diputados franceses aprobaron hoy por una gran mayoría la reforma de la empresa pública de ferrocarriles SNCF en vísperas de la séptima jornada de huelga en el sector, que va a provocar importantes perturbaciones en el tráfico de trenes.

Los diputados del partido de Macron, y también la oposición centrista y conservadora, apoyaron el proyecto del Gobierno, que salió adelante con 454 votos a favor y 80 en contra, procedentes de socialistas, comunistas y los izquierdistas de La Francia Insumisa.

Muy criticada por los sindicatos, la reforma, que prevé que no se hagan más contratos con las condiciones laborales de los empleados, pasará al Senado, donde todo apunta que recibirá un amplio respaldo político.

Para el Gobierno, el apoyo mayoritario de los diputados es la demostración de que su proyecto va en la línea de lo que piensan los ciudadanos.

Pese a ello, los sindicatos más combativos de la SNCF mantienen el calendario de paros a razón de dos por semana.

Mañana se vivirá el séptimo paro con importantes anulaciones de trenes, pese a que la empresa indicó que el número de trabajadores que han anunciado que harán huelga bajó un 16 %.

La SNCF prevé anular dos de cada tres trenes de alta velocidad, tres de cada cuatro IC (Intercity) clásicos y tres de cada cinco regionales.

La huelga afectará también a uno de cada cuatro conexiones internacionales, aunque se han anulado todas las que van a España e Italia y se mantienen casi con normalidad las que se dirigen a Bruselas y a Londres.