Diario Vasco

Barcelona, 17 abr (EFE).- El Grupo Costa Food, el segundo productor español de sector porcino, prevé superar los 700 millones de euros de facturación entre 2018 y 2019, un 16,6 % más que en 2017, en el marco de un plan de expansión que pasa por relanzar la marca histórica de embutidos Casademont, que adquirió hace un año.

En una entrevista con EFE, el CEO de Costa Food Group, Jorge Costa, ha explicado que el grupo está invirtiendo en Casademont para potenciar la marca comercialmente y volver a situarla en una posición de liderazgo. "Queremos que Casademont juegue en la Champions League, meterla de pleno en el siglo XXI", ha subrayado.

Para ello, el grupo cárnico está inyectando recursos en la adaptación de las instalaciones productivas y en el I+D, además de trabajar en nuevos embalajes de los productos, reestructurar el portafolio y crear una nueva imagen para la histórica marca de jamones y embutidos, que exporta algo más de la mitad de sus ventas.

El objetivo que se ha marcado Costa Food Group es doblar en cinco años la facturación de Casademont, que cerró 2017 con unas ventas de 40 millones de euros.

El relanzamiento de la marca catalana contribuirá a que el grupo cárnico eleve también su facturación global, asentada ahora en otras dos patas: Piensos Costa y Costa Food Meat.

Piensos Costa, fundada en 1966 que dio origen al grupo, se dedica a la fabricación de pienso y a la cría y engorde de ganado porcino; y Costa Food Meat está integrada por un matadero de porcino con una sala de despiece y un almacén frigorífico anexo, y realiza también la distribución del producto.

Costa Food Group procesa más de cien millones de kilos de carne de cerdo al año, cuenta con más de 600 granjas asociadas y produce 25.000 toneladas anuales de embutidos curados, cocidos y loncheados.