Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se ha comprometido a "seguir protegiendo a las víctimas y sancionando a los responsables" de acoso sexual y laboral en las Fuerzas Armadas, un problema "difícil" de erradicar que tiene una incidencia del 0,02 por ciento en el ámbito militar, porcentaje menor que en el civil.

Cospedal ha comparecido ante la Comisión de Defensa del Congreso para informar sobre los dos accidentes de cazas de combate en octubre del pasado año, el acoso sexual en las Fuerzas Armadas, los documentos clasificados en su departamento de la memoria histórica y el plan de orientación laboral de los militares.

Durante su comparecencia no ha aportado novedades sobre los accidentes de los aviones por encontrarse en curso las investigaciones y tampoco ha dado detalles sobre el expediente abierto por el Ejército del Aire contra la cabo Teresa Franco, al estar también abierto el procedimiento.

Sobre el acoso sexual, Cospedal ha destacado que el Protocolo, aprobado en noviembre 2015, está funcionando y cuenta con ocho unidades de protección, creadas en marzo 2016, distribuidas en el Ministerio, el Estado Mayor de la Defensa, los tres ejércitos, y otro en organismos autónomos.

Ha dejado claro su rechazo "de forma contundente" de todas las conductas que puedan ser constitutivas de delito y ha reconocido que es "difícil" erradicar estas conductas, pero ha considerado que el porcentaje de incidencia en las Fuerzas Armadas "es mucho, el 0,02 por ciento, pero menor que en el ámbito civil".

En esta línea ha señalado que las Fuerzas Armadas no son el "broche negro" en este asunto.

No obstante, la ministra ha dicho que su departamento tiene iniciativas para mejorar el protocolo, que afectarán principalmente a las estructuras de las unidades de protección.

Por otra parte, Cospedal ha anunciado que presentará el Plan Integral de Orientación Laboral el próximo 25 al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas.

Este plan, anunciado en su discurso con motivo de la Pascua Militar, forma parte de las líneas fundamentales de trabajo del Ministerio, ha dicho la ministra.

Ahora Defensa abre un plazo de enmiendas e incorporaciones y posteriormente lo aprobara mediante una orden ministerial a lo largo este año, ha señalado la ministra, quien ha lamentado la negativa de las asociaciones profesionales a colaborar en su elaboración y su anunciada ausencia a la reunión del Consejo de Personal.

Ha insistido en que el objetivo del plan es mejorar las condiciones laborales y facilitar la incorporación al mundo laboral de los militares que abandonan las Fuerzas Armadas, con salidas en el ámbito de la Administración pública, como policía y guardia civil, y en el sector privado.

Sobre el expediente a la cabo Teresa Franco -soldado que denunció el acoso sexual en el Ejército-, Cospedal ha dicho que este caso responde exclusivamente a la aplicación de la normativa sobre insuficiencia de facultades profesionales como causa de cese, y ha negado cualquier otro motivo.

Ha desvelado que en los últimos seis años se han producido cuestiones para la apertura de expedientes y ha argumentado no profundizar más porque se vulnerarían los derechos de protección de datos de la cabo y además porque se trata de materia clasificada.

La ministra tampoco ha aportado datos sobre los accidentes de un Eurofigther el día de la Fiesta Nacional en Albacete y de un F-18 cinco días después en Torrejón.

Ha afirmado que hay abiertas investigaciones por la autoridad judicial y la Comisión de Investigación de Aeronaves Militares (CITAM), que llevan un proceso laborioso.

"La investigación requiere bastante tiempo y es un proceso lento", ha recalcado Cospedal, quien ha advertido de que cualquier información durante el proceso es "parcial y poco fiable".

Se ha comprometido a que una vez se emita el informe técnico y se ponga a disposición judicial, comparecerá en sede parlamentaria para informar.

Por su parte, los portavoces de Unidos Podemos y PSOE han defendido a la cabo Franco, secretaria de igualdad de la asociación de militares AUME, y ha criticado la falta de dotación económica del Plan de Orientación Laboral y del Protocolo de acoso sexual.

La portavoz socialista, Zaida Cantera, ha defendido a la cabo Franco porque "sus pecados son denunciar por acoso" a un superior, momento en que comenzaron sus problemas.

Irene Montero, de Podemos, se ha preguntado cómo se puede combatir el acoso sin un solo euro, y por otra parte ha pedido a la ministra que explique por qué está expedientada una militar por ejercer sus derechos, demandar la dignidad profesional y luchar por la igualdad real de hombres y mujeres.