Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- Cientos de policías municipales de Madrid se han concentrado hoy frente a las dependencias del Ayuntamiento en la Plaza de la Villa para exigir una negociación "justa" del convenio colectivo y manifestar el "malestar" que existe en el Cuerpo por el trato que reciben por "una parte" del Consistorio.

La protesta, que ha comenzado a las nueve y media y ha concluido a las once, ha sido convocada por los principales sindicatos de la Policía Municipal CPPM, UPM, CSIT, UGT y Comisiones Obreras, y se ha desarrollado de manera pacífica bajo el lema "Por unas condiciones laborales dignas". Ha reunido a unas mil personas, según los participantes.

Se ha desarrollado en la Plaza de la Villa coincidiendo con la celebración de la Comisión de Seguridad municipal y ha contado con el apoyo del sindicato CSIF, de la Asociación de Policía Municipal (APMU) y la presencia de los grupos políticos municipales de PP, Ciudadanos y PSOE.

Los asistentes han coreado consignas como "Un bote, dos botes, Carmena el que no bote" o "Barbero dimisión", algunos de ellos portando caretas del concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Javier Barbero, han hecho sonar pitidos y bocinas, y han lanzado petardos de manera continua durante la concentración.

Algunos de los carteles portaban mensajes como "Más recortes, menos seguridad" o "Policía Municipal de Madrid esperando un convenio digno", acompañado este último con la imagen de un esqueleto humano.

En la concentración los sindicatos han pedido una negociación justa del convenio colectivo, caducado desde hace tres años, que salvaguarde las condiciones laborales de los agentes y que garantice la recuperación del poder adquisitivo perdido tras la crisis, que permitan la conciliación laboral y familiar.

En declaraciones a Efe, el secretario de Organización de CPPM, Marino Perales, ha denunciado la situación de "discriminación" que vive la Policía Municipal de Madrid con respecto a otros colectivos del Ayuntamiento, que tras la crisis económica han firmado acuerdos y han recuperado "derechos laborales".