Diario Vasco

Cerdanyola del Vallès , 17 abr .- Un centenar de estudiantes ha ocupado hoy el Rectorado de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en Cardanyola del Vallès, y lo harán durante 27 horas, en un acto conmemorativo de los cinco años de la ocupación que se saldó con 27 imputados.

Según han informado las asambleas de estudiantes de la UAB y han confirmado a Efe fuentes de la universidad, desde las 11 de la mañana un centenar de estudiantes, que se habían concentrado ante las puertas del edificio, han accedido luego al mismo, donde han leído un comunicado que reclama abolir los "precios públicos privativos", parar "el control político y las listas negras" y "archivar el caso de 'Som 27 i més'".

Fuentes de la UAB han confirmado a Efe que no desalojarán a los estudiantes porque es una protesta "con hora final" y "puntual".

Hoy se cumplen cinco años desde la ocupación del Rectorado de la UAB que se saldó con 27 imputados y con el nacimiento del colectivo "Som 27 i més", de apoyo a los encausados al considerar que los estudiantes "se enfrentan a penas de prisión por realizar una protesta legítima".

"Nosotros entendemos que las ocupaciones son una herramienta de lucha de los movimientos sociales no constitutivas de delito", han asegurado los estudiantes en el comunicado que han leído, donde subrayan que la lucha de los 27 imputados para rebajar las tasas universitarias es también la suya.

Según el manifiesto, con esta ocupación el colectivo llama "a la huelga el próximo 25 y 26 de abril en la UAB y el 26 a nivel nacional", para reclamar "la rebaja del 30 por ciento de las tasas y la equiparación de precios de máster y de grado".

Además, han pedido a la UAB que acabe con "las listas negras y el abuso de los sistemas de videovigilancia" que, a su juicio, se usan "para perseguir a los estudiantes por su ideología y su actividad política" y también con la presencia de entidades financieras en el campus que, aseguran, se han aprovechado de la situación para "introducir capital privado a las universidades mientras cada vez más el precio de estudiar recae sobre las familias catalanas".

Entre sus denuncias los estudiantes también incluyen "la represión ejercida por parte del Estado español", por lo que han pedido "que el pueblo catalán vuelva a tomar las riendas de su proceso de liberación".