Diario Vasco

Estoril , 17 abr .- A bordo de un coche eléctrico de última generación, los carteros españoles Marina Gomis y Eduardo de la Vara exhiben hoy su habilidad al volante, antes de competir mañana en la final de la quinta edición del desafío "IPCDrivers", un rally internacional de conducción sostenible.

En el autódromo Fernanda Pires da Silva de la localidad de Estoril, a unos 30 kilómetros de Lisboa, once equipos de trabajadores postales de nueve países demostrarán su destreza al volante de furgonetas de reparto postal eléctricas, con una autonomía de más de 100 kilómetros, y cuyo uso eficiente será controlado mediante un sistema de monitorización instalado a bordo.

La carrera, organizada por la International Post Corporation (IPC, que reúne a 24 servicios postales y cinco millones de carteros de Asia, Europa y América del Norte), se enmarca dentro de su programa de conducción ecológica y lucha contra el cambio climático, indicó hoy su responsable de sostenibilidad, Pieter Reitsma.

Para Reitsma, esta edición, que cuenta con más países participantes que nunca (España, Irlanda, Bélgica, Portugal, Francia, Noruega, Finlandia, Holanda y un combinado de Dinamarca y Suecia) es el "reflejo" del espíritu de compromiso de eficiencia y de conducción ecológica de todos los trabajadores postales.

El equipo español está formado por la conductora Marina Gomis, la primera mujer que representa a Correos en este rally, y su acompañante Eduardo de la Vara, ambos oriundos de Madrid pero residentes y trabajadores en la localidad menorquina de Mahón.

Los 'Menorcracks', como les gusta denominarse a los madrileños, se sienten muy "orgullosos de representar a los miles de compañeros conductores de Correos" y aunque aseguran estar algo nerviosos, confían en hacer un buen papel y repetir, al menos, el tercer puesto que consiguió España en la edición de 2015.

Marina, que lleva 13 años en la entidad postal, destaca que lo más importante del ensayo de hoy es comprobar a pie de pista el gran nivel y "la competitividad" que reina en todos los países participantes.

En la misma línea se sitúa De la Vara, para quien lo más relevante de hoy es "conocer con exactitud el valor de cada prueba" y ver en cuál se puede obtener más puntuación de cara a la final.

Las pruebas que tendrán que superar están divididas en 5 categorías: examen teórico (10 % de la nota final), seguridad y chequeo del estado del coche (10 %), habilidad (20 %), conducción con motor de combustión (40 %) y eficiencia al volante (20 %).

El tiempo empleado en superar cada prueba es un factor clave para hacerse con el triunfo y así, para verificar que el coche está listo para conducir y que cuenta con todos los papeles en regla, el jurado da un máximo de 10 minutos, mientras que para cambiar una rueda del coche el tiempo es de 7 minutos.

Otras pruebas relevantes son la del reparto, en la que los carteros tendrán que entregar mercancía en 4 puntos postales distribuidos a lo largo de 20 kilómetros, y la eco driving, técnicas de conducción ecológicas como el uso de marchas largas, velocidad estable y ahorro de combustible.

Construido en 1972, el circuito de Estoril, -con 4,36 kilómetros, 13 curvas, dos horquillas y una larga recta principal-, fue escenario de la victoria del piloto brasileño Ayrton Senna en el Gran Premio de Fórmula I de 1985.

El Grupo Correos español ha reducido más de un 30 % las emisiones de dióxido de carbono (CO2) mediante una mayor eficiencia energética y la renovación de la flota con vehículos menos contaminantes, entre los que destacan 400 vehículos eléctricos (furgonetas, motos y bicicletas de pedaleo asistido).