Diario Vasco

Málaga, 17 abr (EFECOM).- La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha destacado hoy el esfuerzo de su Gobierno para resolver asuntos "empantanados" tras el acuerdo alcanzado con Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) que permitirá desbloquear la operación Chamartín y hacer un plan "sostenible" y "social".

"Siempre he tenido muy claro que teníamos que acabar con la paralización en la que nos encontrábamos", ha manifestado a los periodistas Carmena, quien ha recordado que el acuerdo sobre la operación Chamartín "llevaba 25 años atascado".

La regidora ha hecho estas declaraciones en Málaga tras anunciar el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el acuerdo alcanzado para desarrollar el norte de Madrid con la construcción de 10.500 viviendas, un centro de negocios y la reforma de la estación de Chamartín.

Según Carmena, el Consistorio ha sido capaz de "ir retocando" el proyecto para que fuera "lo que el Ayuntamiento de Madrid quería: un proyecto sostenible, absolutamente social", que es "el que necesita Madrid para el norte".

El acuerdo definitivo de la Operación Chamartín implica la construcción de 10.510 viviendas en el norte de la ciudad frente a las 17.000 previstas inicialmente por el PP.

El proyecto requiere la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y podría estar aprobado por la Junta de Gobierno para "remitirlo a la Comunidad de Madrid y poner en marcha el proceso", ha detallado.

En cuanto al comienzo de las obras, Carmena ha dicho que "cuando se pueda" y ha opinado que la iniciativa corresponde al Ministerio de Fomento, que es posible que convoque un gran concurso para la estación que, a su juicio, debe ser "la punta de lanza" del proyecto.

A este respecto, ha incidido en que la ejecución de Madrid Nuevo Norte permitirá que la ciudad tenga la estación que necesita, y ha admitido que a veces cuando estaba en la actual Chamartín pensaba: "Da un poco de vergüenza".

Para la alcaldesa, este plan es muy importante porque había zonas, como los barrios de Begoña o Fuencarral, que "estaban necesitando que de una vez se cerrara esa herida".

Asimismo, ha subrayado el empeño del Ayuntamiento en que el plan incluyera un 20 por ciento de viviendas protegidas para poder dar una alternativa a las personas que en este momento tienen dificultades.