Diario Vasco

(Completa nombre en párrafo séptimo)

Estrasburgo , 17 abr .- La Comisión Europea (CE) propuso hoy la apertura de las negociaciones de adhesión con Albania y la Antigua República Yugoslava de Macedonia, de forma que ambos países puedan convertirse en el futuro en Estados miembros de la Unión Europea (UE).

"Hoy, la Comisión recomienda que el Consejo (los países miembros) decida abrir negociaciones de adhesión con Albania y la Antigua República Yugoslava de Macedonia", declaró la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, durante una rueda de prensa.

El paquete de ampliación evalúa cada año los progresos que han realizado los candidatos a entrar en el club comunitario en ámbitos como el Estado de Derecho y la democracia, la reforma de las administraciones públicas o la competitividad económica.

En esta ocasión, el informe analiza la situación en seis países de los Balcanes Occidentales (Albania, Montenegro, Serbia, Bosnia-Herzegovina, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Kosovo), así como Turquía.

Ante los medios de comunicación, Mogherini también precisó que Serbia y Montenegro han "progresado bien" en las negociaciones para convertirse en parte de la UE, mientras que en el caso de Bosnia-Herzegovina aseguró que se trabaja en un dictamen sobre la solicitud de adhesión de ese país, enviada en febrero de 2016.

Sobre Kosovo, la política italiana afirmó que se trabaja con las autoridades de ese territorio en "progresos adicionales" a partir del Acuerdo de Estabilización y Asociación, que entró en vigor en abril de 2016.

En cuanto a Turquía, el comisario europeo de Política de Ampliación, Johannes Hahn, lamentó que el país siga alejándose de la UE, "sobre todo en el Estado de derecho y los derechos fundamentales" y recordó que la CE hace "constantes llamamientos" a Ankara para que "revierta esa tendencia negativa con carácter prioritario", algo sobre lo que Bruselas plantea "claras recomendaciones" en el informe presentado hoy, señaló.

El comisario subrayó a la vez que Turquía es un país con el que la UE quiere "seguir cooperando en áreas de interés común", como la cuestión de los refugiados sirios.

Por primera vez, la CE publicó hoy junto con el paquete de la ampliación su evaluación anual de los programas de reforma económica para los Balcanes occidentales y Turquía.

Esos análisis revelan "un crecimiento económico continuado y esfuerzos para reforzar la estabilidad macroeconómica y fiscal, a la luz de las actuales debilidades.

Bruselas animó a esos países a mantener unas políticas fuertes y y a acelerar las reformas para reducir los persistentes riesgos macroeconómicos y desbloquear fuentes para una crecimiento sostenible a largo plazo e impulsar la convergencia con la UE.