Diario Vasco

Berlín, 17 abr (EFE).- El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, se mostró hoy "contento" con la evolución de las negociaciones que Berlín está llevando a cabo con París para presentar una propuesta conjunta para la reforma de la eurozona.

Scholz respondió así al ser preguntado en una rueda de prensa sobre la situación de las conversaciones, tras las informaciones sobre las reticencias de ciertos sectores conservadores a estos planes y a dos días de que se celebre en Berlín una reunión sobre este asunto entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel.

"Hay varias cuestiones que resolver y las resolveremos", aseguró el ministro de Finanzas, que ejerce también como vicecanciller y presidente interino del Partido Socialdemócrata (SPD).

Entre los puntos a debate se encuentra "la unión bancaria", el fondo de garantía bancaria y el escollo de los créditos morosos, apuntó Scholz.

No obstante, el ministro evitó bosquejar cuál podría ser el aspecto final de la reforma en la UE: "Ahora no tiene mucho sentido apuntar cómo terminarán las negociaciones, nos tenemos que poner de acuerdo con 26 países".

La reforma de la eurozona es uno de los "proyectos principales" que se ha propuesto el nuevo gobierno en Berlín, una gran coalición de cristianodemócratas y socialdemócratas, y así quedó reflejado de forma "prominente" en el acuerdo de gobierno, recordó Scholz.

La propuesta de Macron abogaba por crear el puesto de ministro de finanzas para la eurozona y establecer también un presupuesto común para el bloque que comparte la moneda común, así como ampliar el actual fondo de rescate, para transformarlo en una versión europea del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Gobierno alemán ha apoyado públicamente en varias ocasiones este último punto, pero se ha mostrado mucho más ambiguo con respecto a los dos primeros, que quiere dotar de contenido concreto antes de posicionarse.

El grupo conservador en el Bundestag (cámara baja alemana) está estudiando pedir un derecho previo de aprobación para estas cuestiones, según informaciones periodísticas.

El propio Scholz aseguró en una entrevista publicada este domingo en el diario "Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung" que no todas las reformas para la eurozona propuestas por Francia podrán implementarse.

Reconoció que las "ideas" del presidente francés están "aportando un nuevo impulso necesario al proyecto europeo", pero agregó que París "también sabe que no todas esas ideas pueden llevarse a cabo".

"Habrá que analizar qué ideas tienen sentido político en Europa y en qué nos ponemos de acuerdo", dijo Scholz.