Diario Vasco

Barcelona, 17 abr (EFE).- El Atlétic Barceloneta buscará este miércoles (18.30 horas) en la piscina del OSC Budapest su séptima victoria consecutiva en la fase de grupos de la Liga de Campeones de waterpolo y afianzar así la segunda posición del grupo A.

La duodécima jornada se presenta decisiva en las aspiraciones de los catalanes de mantener opciones incluso de ser primeros de grupo. Tras jugar su partido, estarán muy pendientes del resultado del encuentro que jugarán en Atenas (20.30 horas) el líder, el Olympiakos, y el tercer clasificado, el Brescia.

Italianos y griegos serán los dos últimos rivales de los barceloneses en la fase preliminar, por lo que llegar a esos dos encuentros con esas siete victorias consecutivas será tan importante para ellos como plantear dudas a sus rivales.

Cuatro puntos separan al Atlético Barceloneta tanto del líder como del tercer clasificado, por lo que una victoria unida a una derrota de los griegos le pondría a tiro de la primera posición que se podría decidir en la última jornada.

En caso de derrota de los italianos en la piscina del líder, ésta le aseguraría a los barceloneses, siempre que ganaran a los húngaros, prácticamente la segunda plaza, importante para tener un cruce más asequible en la Final a Ocho.

El OSC Budapest no debería ser, a priori, un rival complicado para el equipo de Chus Martín ya que han perdido ocho de sus últimos nueve encuentro. El Barceloneta llega como un equipo sólido, como demostró en su última victoria ante el Jug Dubrovnik (8-6).

Chus Martín ha conseguido un engranaje perfecto de su equipo con todos los jugadores sumando en ataque, como lo demuestra el hecho que ante el potente conjunto croata hasta ocho jugadores consiguieron batir al mejor portero del mundo, Marko Bijac.

La duodécima jornada en el grupo A la completarán el Dinamo de Moscú, cuarto clasificado, contra el colista, el Partizan en la capital rusa (19.15 horas) mientras que el quinto, el Jug Dubrovnik, recibirá en su piscina (18.30 horas) al Waspo Hannover.