Diario Vasco

Estrasburgo (Francia), 17 abr (EFECOM).- El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy nuevas medidas que apuestan por la renovación de los edificios de la Unión Europea para garantizar la máxima eficiencia energética en las construcciones comunitarias en el año 2050.

El texto, que salió adelante con 546 votos favorables, 35 en contra y 96 abstenciones, tiene como objetivo recortar entre un 80% y 85%, en relación al nivel de 1990, el volumen de emisiones contaminantes.

Para ello, la nueva norma, fruto de la revisión de una directiva anterior, obligará a los Estados miembros a desarrollar estrategias nacionales a largo plazo para la renovación de sus edificios, tanto públicos como privados.

Para el eurodiputado Bendt Bendtsen (Partido Popular Europeo), esta norma es una señal clara del compromiso con los objetivos internacionales de lucha contra el cambio climático y la determinación europea de avanzar hacia una Unión Energética.

"El sector de la construcción juega un papel clave. Ofrecemos certidumbre a los inversores de que la renovación de edificios es un área prioritaria", sostuvo.

La directiva introduce disposiciones para fomentar la movilidad eléctrica con la ubicación de al menos un punto de recarga en aquellos inmuebles con más de diez plazas de aparcamiento y la instalación de cableado para la recarga.

Por otra parte, se endurecen también las normas sobre inspección de los sistemas de calefacción y refrigeración, y los edificios nuevos y aquellos renovados en los que se sustituyan los sistemas de calefacción, deberán contar con dispositivos automáticos para regular la temperatura.

Además, está prevista la creación de una herramienta, denominada "indicador de inteligencia", para medir la capacidad de los edificios para mejorar su funcionamiento y su interacción con el sistema según las necesidades de sus ocupantes, reduciendo así el uso de energía.