Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFE).- Veinte estudiantes la Escuela Vocacional de Skoda de 17 y 18 años diseñan un prototipo descapotable basado en el SUV Karoq, modelo que aún no tiene nombre pero que se mostrará al público en junio próximo.

Este es el quinto prototipo diseñado por estudiantes bajo la orientación de los profesores de Escuela Vocacional y con el apoyo de los departamentos de Tecnología, Diseño y Producción en la sede de la compañía en Mladá Boleslav (República Checa), ha explicado hoy Skoda en un comunicado.

Los estudiantes proceden de siete carreras y entre ellos hay pintores, ingenieros mecánicos y fabricantes de herramientas, por lo que con este proyecto "aprenden a organizarse y trabajar en equipo", ha destacado la marca checa.

Uno de los miembros del equipo de estudiantes, Ondrej Bacík, ha afirmado en la nota que este proyecto les da "la oportunidad de construir un coche" a partir de sus "propias ideas".

Los estudiantes en la escuela de Skoda han diseñado y construido un coche cada año desde 2014: el primero fue una versión de dos plazas del Citigo; el segundo, una pick-up basada en el Fabia, seguido por un coupé basado en el Spaceback; y, por último, en 2017, un buggy eléctrico inspirado en el Citigo.

En la escuela de Ingeniería Mecánica, fundada en 1927, los estudiantes reciben formación sobre asignaturas técnicas durante tres o cuatro años.

Actualmente, cerca de 900 estudiantes completan 13 programas educativos y 2 de ampliación, a los que se suman otros 60 trabajadores de la marca que amplían sus cualificaciones en diferentes programas de formación.

La escuela forma parte de la Academia de Skoda, fundada en 2013 para ofrecer una formación "integral" a estudiantes y trabajadores y cuyo programa educativo está "especialmente orientado" hacia las necesidades de la compañía.

Desde 2013, el fabricante automovilístico junto al sindicato KOVO ha dedicado alrededor de 10 millones de euros a expandir su oferta de programas educativos y modernizar el equipamiento de la Academia.