Diario Vasco

El Cairo, 16 abr (EFE).- Las autoridades turcas han asentado a rebeldes evacuados de Guta Oriental, en las afueras de Damasco, en la región siria de Afrín (noroeste), arrebatada por el ejército turco y sus aliados a los kurdos el pasado marzo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que al menos 150 familias procedentes de Guta Oriental han ocupado viviendas abandonadas por civiles de Afrín, región de mayoría kurda, que fueron evacuados por la ofensiva turca.

Los desplazados que han llegado a Afrín desde el pasado marzo son combatientes del grupo islamista Legión de la Misericordia, sus familiares y otros civiles que vivían en zonas rebeldes a las afueras de Damasco.

Según la ONG, el líder de la facción islamista, Abdelnaser Shmer, y otros cabecillas del grupo se han asentado en el municipio de Bulbul, fronterizo con Turquía.

Este proceso ha provocado descontento y rechazo tanto de los evacuados de Guta Oriental como en los habitantes de Afrín, según la ONG.

El Observatorio sostuvo que las autoridades turcas están impidiendo el regreso a Afrín a cientos de familias que habían sido evacuados de la zona.

Estas familias llevan esperando casi dos semanas en puestos de control controlados por las fuerzas turcas y las de la operación denominada "Ramo de Olivo", como denominó Ankara a la ofensiva en Afrín.

En el comunicado, el Observatorio denunció que el proceso de asentamiento de los evacuados de Guta se lleva a cabo "en medio de desinformación mediática y ceguera internacional".

Los evacuados de Guta salieron del antiguo bastión rebelde a finales de marzo tras pactar con Rusia, aliado a Damasco, la entrega de las armas pesadas y medianas y la entrega del territorio.

Turquía y las milicias sirias aliadas de Ankara tomaron la región de Afrín en una ofensiva desarrollada entre finales de enero y mediados de marzo.

Esa operación se saldó con la toma de la ciudad de Afrín, en la región homónima, el pasado 18 de marzo y con la expulsión de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), la principal milicia kurdosiria, de la zona.

Ankara considera a las YPG terroristas por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en su territorio, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La ONU alertó el pasado viernes de la gravedad de la situación humanitaria en Siria por el "desplazamiento masivo" de cerca de 700.000 personas en lo que va de año.

El organismo internacional destacó la gravedad de la situación en zonas como Guta Oriental, Idleb, Afrín o Al Raqa.