Diario Vasco

Nueva Delhi, 16 abr (EFE).- Un tribunal especial de la Agencia Nacional de Investigación de la India (NIA) absolvió hoy a cinco acusados de perpetrar un atentado en una mezquita de Hyderabad, en el sur del país, que en 2007 causó once muertos y más de medio centenar de heridos.

"Después de interrogar a todos los testigos y examinar todos los documentos, el tribunal dijo que ninguno de los cargos contra los acusados ha sido probado", explicó a los medios el abogado defensor JP Sharma a la salida del juzgado.

Once años después del ataque, cinco de los diez acusados inicialmente, relacionados todos ellos con grupos extremistas hindúes, fueron puestos en libertad por la falta de pruebas.

"Informaremos del resto de detalles una vez que llegue el dictamen", añadió Sharma.

De los otros cinco extremistas inculpados, dos lograron fugarse, otro falleció durante las pesquisas y los dos restantes aún continúan bajo investigación.

El 17 de marzo de 2007, un explosivo casero estalló en el interior de la Mezquita Mecca de Hyderabad, una de las más grandes y antiguas de la India, cuando miles de devotos se disponían a efectuar las preceptivas oraciones del viernes.

En la mezquita había cuatro bombas ocultas en fiambreras, aunque finalmente sólo una de ellas estalló, mientras que las otras fueron desactivadas por la Policía.

Las posteriores manifestaciones violentas, reprimidas a tiros por las fuerzas de seguridad, ocasionaron cinco muertes más y provocaron que las autoridades de la India declarasen el estado de alerta en las principales ciudades del país.