Diario Vasco

Seúl, 16 abr (EFECOM).- La Bolsa de Seúl cerró hoy prácticamente plana debido a que muchos participantes optaron por mantener posiciones ante la incertidumbre desatada por el bombardeo aliado en Siria, según analistas locales.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con una subida de 2,42 puntos, un 0,1 por ciento, hasta situarse en los 2.457,49 enteros en una jornada en la que se movieron unos 5.660 millones de dólares (unos 4.580 millones de euros).

El índice de valores tecnológicos Kosdaq avanzó 5,02 puntos, un 0,56 por ciento, hasta las 896,89 unidades.

El parqué estuvo pendiente toda la jornada de la compleja situación en Siria, que potencialmente podría disparar los precios del crudo.

Sin embargo, parte de los participantes pareció considerar que la situación se limitará por el momento al ataque lanzado el sábado por EEUU, Reino Unido y Francia contra el régimen de Bachar al Asad, lo que ayudó a que el Kospi no terminara en terreno negativo.

Entre estos últimos se contaron los inversores minoristas, que se hicieron hoy con un neto de unos 62.650 millones de wones (unos 58 millones de dólares/47 millones de euros).

De este modo, Samsung Electronics, valor de referencia en Seúl, se apreció un 1,08 por ciento, y el mayor fabricante nacional de coches, Hyundai Motor, subió un 1,66 por ciento.