Diario Vasco

Gijón, 16 abr (EFE).- El futbolista del Sporting de Gijón, Rubén García, autor del gol que dio el triunfo a su equipo en Valladolid, reconoció la fidelidad de la afición rojiblanca que "te da algo más cuando estás cansando; hace que llegues a balones impensables".

García señaló que el de Vallladolid "fue un partido muy difícil pero con un final perfecto con victoria que permite seguir líderes" y consideró como la base de la buena marcha del equipo que "ataca y defiende todo el mundo".

A pesar de las ocho victorias consecutivas, asegura que el equipo quiere mantener la calma y los pies en el suelo y recuerda "donde estaba el equipo hace dos meses, fuera del playoff" por lo que reiteró que hay que "seguir trabajando con humildad".

"Está claro que hasta el final habrá mucha igualdad tanto por arriba como por abajo, todo el mundo se juega algo en cada partido" reflexionó el media punta rojiblanco, quien reconoció estar muy satisfecho en Gijón y con "la continuidad" que está teniendo y el "apoyo de los compañeros y el entorno del club".

Para Rubén García, "la mejor sensación para un futbolista es poder ayudar a su equipo con un gol" como fue el que logró ante el Valladolid y considera que el próximo rival del Sporting, el Cádiz, "es el más complicado de la categoría ya que recibe muy pocos goles y además tiene mucha velocidad por las bandas".