Diario Vasco

La Bisbal d'Empordà , 16 abr .- El condenado a 15 años de cárcel por agresiones sexuales continuadas a su hija, que había huido poco antes del fallo judicial y que fue detenido ayer en Palafrugell, ha ingresado en prisión después de que el juzgado de La Bisbal d'Empordà haya dado cumplimiento a la resolución de la Audiencia de Barcelona.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el arrestado, sobre el que pesaba una orden de detención e ingreso en prisión, ha pasado hoy a disposición judicial.

El titular del juzgado de guardia de La Bisbal d'Empordà ha dado cumplimiento a la orden que pesaba sobre esta persona, que había trabajado en el servicio médico de la Dirección General de la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra y que se encontraba huido de la justicia desde 2014.

El ahora arrestado se encontraba viviendo en el domicilio de un familiar, salía de la casa muy pocas veces y siempre tomando medidas de seguridad, tapándose la cara con gafas, barba, bufanda y gorra.