Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFE).- El líder del PSOE, Pedro Sánchez, visitará mañana la Feria de Abril de Sevilla, donde coincidirá con la que fuera hace un año su rival en las primarias por el liderazgo del partido, la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Sánchez y Díaz, que once meses después de las primarias no han recompuesto su relación, coincidirán sobre las 14.30 en la llamada caseta de la prensa, en la entrega de los premios "Los Claveles" que anualmente concede la Asociación de la Prensa de Sevilla, han confirmado a Efe fuentes del PSOE andaluz.

Previamente, Díaz presidirá la reunión semanal de su Consejo de Gobierno y ofrecerá una entrevista informal a un programa local de la Cadena Ser, por lo que no está previsto que mantenga ninguna reunión con Sánchez, según fuentes de su entorno.

Fue anoche cuando desde la secretaría de Organización del PSOE comunicaron al responsable de Organización de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, la visita de Sánchez a la feria, que en Ferraz definen como una vista de "cortesía" del secretario general.

Como es habitual cuando viaja a la capital andaluza, Pedro Sánchez estará acompañado por el secretario de Relaciones Institucionales y Administraciones Públicas de la ejecutiva federal y persona de su confianza, el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

Desde el entorno de Sánchez han dicho a Efe que éste estará apenas dos o tres horas en Sevilla, donde previsiblemente paseará por las calles del recinto ferial repartiendo besos, fotos y saludos a los asistentes, como ha hecho otros años.

Una tradición que el año pasado se rompió, al coincidir la feria con la campaña de las primarias del PSOE.

Pocos son los contactos que ambos han tenido personalmente desde entonces, ya que la andaluza optó por centrarse en su tierra tras el impacto de su abultada derrota ante Sánchez.

La última vez que se les vio juntos fue el pasado 28 de febrero, cuando el líder del PSOE acudió al acto institucional de entrega por parte de la presidenta autonómica de las Medallas de Andalucía, donde únicamente ambos se saludaron al final de la ceremonia.

Poco después, el PSOE celebró su llamada Escuela de Buen Gobierno, un foro de cuatro días de duración con el que Sánchez pretendía mostrar la "unidad recompuesta" del partido de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas.

El evento finalmente estuvo marcado por la ausencia de Díaz, que anunció su decisión de no asistir el segundo día, con el argumento de que como mejor ayuda a su partido es haciendo su trabajo de presidenta.