Diario Vasco

Barcelona, 16 abr (EFE).- El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha negado hoy que el ejecutivo central quiera que se celebren unas nuevas elecciones ya que su voluntad es que "el Govern tenga presidente y quede legalmente constituido", y ha criticado al presidente del Parlament, Roger Torrent, por su negativa a dialogar.

En una entrevista en la Cadena Ser, Millo ha asegurado que la consideración de que el Estado "pueda tener interés" en que se convoquen unas nuevas elecciones, expresada ayer por el expresident Carles Puigdemont, está "absolutamente alejada de la realidad".

"El objetivo de las elecciones del 21-D fue precisamente la restauración de la legalidad democrática y las instituciones en Cataluña, a partir de un presidente viable y un Gobierno legal", algo que debe hacerse en el Parlament, según Millo, "con un candidato presente".

Sobre la situación de diálogo entre el Gobierno y Torrent, Millo ha explicado que le propuso "hablar por escrito" tras llegar éste a la presidencia del parlamento catalán, pero que Torrent "de momento no ha querido" y ha añadido: "si quiere hablar con Rajoy, lo puede hacer conmigo directamente".

"Se intentó dialogar antes del 1-O pero siempre recibimos un golpe de puerta", ha sostenido Millo, que ha mantenido que "se restaurará el diálogo cuando haya un presidente viable".

Millo ha dicho sobre la decisión del Parlamento catalán de presentar una querella contra el juez del Supremo Pablo Llarena que "es muy mal camino" y que "es negativo presionar, coaccionar o intentar incidir sobre decisiones de los jueces".

"El independentismo es totalmente legítimo siempre y cuando se defienda dentro de la legalidad", ha dicho Millo sobre la causa en el Supremo contra varios exmiembros del Govern y líderes independentistas, que, ha subrayado, "nunca podrán decir que no se les advirtió de que lo que hacían tenía consecuencias".

"Tengo muy claro, y los hechos me dan la razón, que nadie está en ningún proceso judicial por sus ideas", ha afirmado el delegado del Gobierno, ya que "si no, todo el mundo que piensa como ellos estaría encarcelado".

El delegado también ha opinado sobre la situación judicial en Alemania de Puigdemont, de quien ha dicho "tiene que rendir cuentas de sus actos", y ha asegurado que "en España habrá juicio", sea el expresident extraditado o no, y ha concluido que si no se le puede juzgar por rebelión "habrá otros delitos".

Preguntado por la comparación efectuada por algunos políticos entre los CDR y la Kale Borroka, Millo ha dicho que esto "no se ajusta a la realidad con carácter genérico", ya que, aunque hay miembros que "actúan violentamente", lo hacen "camuflados y utilizan como coartada a las personas pacíficas".