Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFE).- Alrededor de 1.000 soldados de la 40ª Brigada del Ejército de Irak, adiestrados por militares españoles, han obtenido su diploma y están listos para la lucha contra el Dáesh.

Según informa hoy el Estado Mayor de la Defensa, los soldados iraquíes han recibido el diploma que acredita su paso por el Centro de Adiestramiento de Besmayah.

Durante el periodo de instrucción de ocho semanas que los soldados de esta Brigada han permanecido bajo responsabilidad de los equipos de adiestradores españoles, han mejorado de forma muy notable su nivel de preparación, con la realización de numerosos ejercicios de tiro con fuego real tanto diurno como nocturno, incluyendo todo tipo de armas.

El acto de graduación contó con la presencia de ocho generales del Ejército iraquí, lo que demuestra la importancia que las autoridades iraquíes están dando al adiestramiento para afianzar las destrezas de sus unidades militares y policiales, según destaca el Estado Mayor.

Durante la ceremonia, el jefe de la Task Force Besmayah, general Cepeda, destacó el alto grado de implicación e interés de los mandos y el alto grado de cohesión que ha mostrado la Brigada a lo largo de su periodo de formación.

Además, les deseó suerte en las misiones de combate que llevarán a cabo para mejorar la estabilidad y seguridad de su país.

España tiene desplegados en la base de Besmayah el grueso de los más de 500 militares que componen la misión en Irak, que se encarga del adiestramiento de las fuerzas armadas locales dentro de la Coalición Internacional contra el Dáesh, integrada por más de 60 países y liderada por EEUU.