Diario Vasco

Tiflis, 16 abr (EFE).- Al menos 46 personas, entre ellas seis policías, fueron hospitalizadas hoy tras los choques entre las fuerzas del orden y centenares de manifestantes en el centro de Ereván, durante las protestas populares contra el nombramiento del expresidente Serge Sargsián al frente del Gobierno de Armenia.

"Parte de los heridos han sido dados de alta. Los civiles tienen sobre todo heridas superficiales en las extremidades inferiores. Los policías resultaron heridos por golpes con objetos y cortes", informó el Ministerio de Sanidad armenio.

Uno de los agentes ha sido operado, aunque su vida no corre ningún peligro.

Los choques se produjeron en la céntrica avenida Bagramián, en la que se encuentra la sede del Parlamento, cuando los manifestantes trataron de romper el cordón policial.

Las fuerzas de seguridad respondieron con gas lacrimógeno y bombas de ruido, tras lo cual bloquearon la avenida con alambre de espino.

Los manifestantes se retiraron hasta la cercana plaza de Francia con la intención de pasar ahí toda la noche.

El Parlamento armenio tiene previsto votar mañana la candidatura de Sargsián a primer ministro, cargo que, tras una reforma constitucional aprobada en 2015 impulsada por él mismo, ejercerá la jefatura del poder Ejecutivo.

Según la oposición, Sargsián, que no podía aspirar a un tercer mandato presidencial consecutivo, optó por fortalecer las facultades del jefe del Gobierno en menoscabo de las del presidente, convertido ahora en una figura representativa, para conservar el poder ya en ese cargo.

El diputado y líder de la formación opositora Elk, Nikol Pashinián, apeló el domingo a los habitantes de la capital armenia a una "campaña masiva de desobediencia civil", con bloqueo de calles y puentes, y con el retiro del dinero de las cuentas bancarias.

Varias calles que conectan los suburbios con el centro de la ciudad quedaron hoy bloqueadas por automóviles abandonados por sus conductores con las luces de emergencia encendidas.