Diario Vasco

Pamplona, 16 abr (EFE).- La madre de uno de los dos guardias civiles agredidos en Alsasua lamenta que en este caso, que se juzga hoy en la Audiencia Nacional, las fuerzas políticas "no estén al margen", ya que, en su opinión, "parece que quieren influir en la decisión judicial".

De esta forma se ha pronunciado Inmaculada Fuentes en "Herrera en COPE", donde, según informa la emisora en un comunicado, ha discrepado con la consideración de que lo sucedido fuera "una pelea de bar".

"Si no fuera tan triste me darían ganas de reír, pero es muy duro", ha señalado para recalcar a continuación que a su hijo "le molieron a palos", por lo que estuvo mas de seis meses de recuperación.

En la misma línea se ha pronunciado en una entrevista en "Más de uno" de Onda Cero, en la que, según señala la emisora, ha contado que su hijo se presentó en Alsasua "como quien era, sin pudor ni miedo", a diferencia de ella, que desde el primer día pensó que "no podría traer nada bueno".

"La mayoría del pueblo le recibió bien y eso no gustaba a la minoría", ha comentado, al tiempo que ha indicado que "el ambiente que puedes tener en cualquier lugar de España es diferente al de Alsasua. Ahora ha cambiado de pueblo y se siente como en su casa".

Fuentes, quien ha señalado que el alcalde de Alsasua de Geroa Bai no les ha dicho nada, ni han tenido noticias de él, ha valorado el cariño recibido de "la mayoría de gente de este país".

En cuanto a la acusación de delito de terrorismo que pesa sobre los ocho detenidos, ha manifestado que el Código Penal se modificó hace unos años y "estas actuaciones entran dentro de un posible delito de terrorismo".

"No lo digo yo, lo dice el juez: hay indicios de delito de terrorismo", ha concluido.