Diario Vasco

(Corrige el lead y el segundo párrafo de la noticia con clave EC1654 por error de interpretación)

El gobernador del Banco de España ha reconocido que de forma generalizada en toda Europa hay una contención salarial y ha considerado que los economistas analizan que puede deberse a diferentes factores, entre ellos a la evolución de las tecnologías, o la mayor robotización.

Aunque ha lamentado la dualidad del mercado de trabajo español, Linde ha afirmado que España, como país ligado a la Eurozona, no debería decidir una evolución salarial diferente a la del contexto europeo que le rodea.

Asimismo, ha explicado que la relación directa entre inflación y salarios es un factor que retrasa la normalización de la unión monetaria.

No obstante, ha asegurado que la mejora de los sueldos repercutirá cuando haya más actividad económica y mejor productividad y ha abogado por no poner el "freno" en materia laboral.

Al respecto ha dicho que en España la desigualdad se está generando tanto por el desempleo como por los empleados que trabajan menos horas y ha avanzado que el Banco de España presentará a finales de mayo un análisis detallado sobre la evolución de la desigualdad en España dentro del informe anual de esta entidad.

El gobernador del Banco de España ha señalado que el mercado laboral en España es complicado y que es un tema aún sin resolver y ha afirmado que el stock entre la proporción de contratos fijos y temporales no ha variado de antes de la crisis a después de la misma.

En este sentido ha insistido en que acercar el coste de las indemnizaciones de un contrato temporal al fijo podría ser beneficioso de alguna manera, ya que la elevada temporalidad "es evidente" que es mala para la productividad y para la formación de un país.

Por otra parte, Linde ha afirmado que la inversión pública en España debe ser recuperada porque también ha sido el "elemento más sacrificado durante la crisis económica" y ha puntualizado que ha sido la que más ha contribuido a la reducción del déficit público.

"Es acertado señalar que la inversión pública debe ser recuperada, y la inversión pública no es solo carreteras y vías públicas", ha advertido tras reiterar que este gasto público ha sido el mayor elemento de ajuste en el proceso de consolidación fiscal.

Sobre los presupuestos generales del Estado de 2018 Linde ha negado que el rescate bancario tenga gran incidencia ya que las consecuencias "algo lejanas ya del rescate bancario" tienen un impacto en cifras "muy pequeño".