Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFECOM).- El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha aconsejado hoy "realizar un seguimiento continuo" de la evolución de la recaudación tributaria y de cotizaciones sociales con el objetivo de poder "reaccionar a tiempo" en caso de desvío.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados con motivo de la tramitación del proyecto presupuestario de 2018, el gobernador ha advertido de que el aumento de la recaudación previsto por el Gobierno, de un 6 % este año, es superior a la observada históricamente.

Por ello, recomienda estudiar la evolución real a lo largo del ejercicio para poder actuar, ya sea del lado del gasto o de los ingresos, en caso de que existan "riesgos" para cumplir el objetivo de déficit público, que para este año es del 2,2 % del PIB.

Pese a esta advertencia, Linde ha considerado que el cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno es "compatible" con las previsiones del Banco de España, aunque el Ejecutivo estima un repunte del PIB nominal superior.

El proyecto presupuestario dibuja un tono de la política fiscal "neutral o ligeramente expansivo", dado que incluye medidas como la subida del sueldo de los funcionarios, un aumento de la inversión o incrementos para ciertas pensiones.

En ese sentido, advierte de que pese a que España saldrá previsiblemente del procedimiento de déficit excesivo este año, "el proceso de consolidación" tiene que continuar hasta lograr el equilibrio presupuestario y ha advertido que el ajuste pendiente "es todavía significativo".

Para ello, es "imprescindible" avanzar en la reforma de la financiación autonómica y que las comunidades autónomas vuelvan a financiarse en los mercados, uno de los retos de la economía junto con el elevado endeudamiento.