Diario Vasco

Ginebra, 16 abr (EFE).- El Comité de Derechos Humanos de la ONU exigió hoy a Maldivas que restaure el derecho de sufragio pasivo de su expresidente Mohamed Nasheed, en respuesta a las demandas presentadas por el mismo en 2013 y 2016 ante este organismo.

Mohamed Nasheed, presidente de Maldivas entre 2008 y 2012, fue acusado de terrorismo al acabar la legislatura y finalmente condenado en 2015 a 13 años de cárcel y a 16 años sin poder presentarse a las elecciones presidenciales.

Los expertos en derechos humanos de la ONU, en respuesta a sus demandas, concluyeron que el procedimiento judicial que le condenó "se sostuvo en una legislación ambigua, contenía serios defectos y violó su derecho a un juicio justo" según lo establecido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Asimismo, el Comité observó que las restricciones establecidas al derecho de sufragio pasivo del expresidente violaron sus derechos de participación política en base al artículo 25 del pacto.

"Los derechos políticos pueden ser suspendidos o restringidos en circunstancias excepcionales y bajo determinadas condiciones", sostuvo una de los miembros del Comité Sarah Cleveland, pero advirtió que "los procedimientos judiciales que violan el derecho a un juicio justo pueden llevar a que la restricción sobre los derechos políticos sea arbitraria".

La decisión del Comité, adoptada el pasado 4 de abril aunque se publicó hoy, insta a Maldivas a "anular la condena de Nasheed, revisar los cargos que se le imputaron y, si es necesario, iniciar un nuevo procedimiento con todas las garantías para un juicio justo".

"Como parte del pacto, Maldivas tiene la obligación de reparar a aquellos individuos cuyos derechos han sido violados. Hemos dado a Maldivas un plazo de 180 días para que nos informe de las medidas que tomarán para implementar nuestra decisión", explicó el vicepresidente del comité, Yuval Shany.