Diario Vasco

L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), 16 abr (EFECOM).- Productos más saludables, vegetales y ecológicos protagonizan la 22ª edición de Alimentaria, la mayor feria de alimentación y bebidas de España, que ha abierto hoy sus puertas con la participación de más de 4.500 empresas y la previsión de superar el récord de 150.000 visitantes.

La industria alimentaria española exhibe músculo en este importante salón, que por primera vez se celebra conjuntamente con Hostelco, la feria líder en España en equipamiento de restauración y hostelería, que ocupa más de 100.000 metros cuadrados de superficie expositiva, la práctica totalidad del recinto ferial de Gran Vía en Barcelona- L'Hospitalet.

Alimentaria, que se celebra cada dos años, se ha consolidado como una gran plataforma de internacionalización, negocio e innovación y las empresas participantes -un 27 % de ellas extranjeras- aprovechan este escaparate al mundo para presentar sus últimas novedades, especialmente enfocadas a la alimentación saludable, conscientes de la cada vez mayor preocupación ciudadana por el bienestar y una dieta equilibrada.

Es el caso de Danone, que lanzará al mercado español una nueva marca, Light&Free, de yogures con cero grasas, azúcares añadidos y edulcorantes artificiales, así como un abanico de bebidas sin conservantes ni colorantes.

En esta línea, el grupo Idilia Foods presenta en Alimentaria dos nuevas variedades vegetales de su batido Cola Cao Shake, una con bebida de avena y otra con bebida de coco, que saldrán a la venta a partir de junio, así como una nueva variedad de la crema para untar de cacao Nocilla sin azúcares añadidos.

También Cola-Cola se ha sumado al tren de la alimentación saludable y ampliará su oferta en el mercado español con el lanzamiento de Honest, té y cafés ecológicos listos para tomar, y AdeS, su nueva gama de bebidas vegetales.

En Alimentaria se dan cita los principales chefs internacionales, y también pueden degustarse los alimentos más innovadores, como croquetas de gintónic y de "calçots", bocadillos de calamares envasados individualmente y aptos para el horno, horchata en polvo bio, ginebra sin alcohol, snacks veganos, pizzas de Kit Kat o cervezas artesanas elaboradas con "agua de nubes".

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la catalana Dolors Montserrat, ha representado al Gobierno en la inauguración de la feria, en la que también han participado el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín; el concejal de Empresa del Ayuntamiento de Barcelona, Agustí Colom, y el presidente de Fira, Josep Lluís Bonet, entre otras autoridades.

Finalmente no ha acudido a la inauguración ningún representante de la Generalitat.

La ministra ha asegurado a los periodistas que la industria agroalimentaria es el primer sector industrial de España y que da trabajo a 2,5 millones de personas en el país.

"Esto es una demostración y un ejemplo de la potencia de la industria agroalimentaria española, que cada día innova, y de la excelencia de sus productos, que son marca España", ha dicho.

El director general de Alimentaria, Toni Valls, espera que el salón registre este año "magnitudes sin precedentes", gracias a su alianza con Hostelco, y que supere los 150.000 visitantes, unos 8.000 más que en la edición anterior, dado el buen ritmo de acreditaciones registrado en los últimos días.

El presidente de Hostelco, Rafael Olmos, ha destacado la conveniencia de aglutinar en un solo salón a Hostelco y a Alimentaria, ya que uno representa la materia prima y el otro la tecnología aplicada a ella.