Diario Vasco

Lisboa, 16 abr (EFE).- Un diputado portugués del marxista Bloque de Izquierda (BE), Paulino Ascenção, presentó hoy su renuncia tras verse envuelto en una polémica relacionada con la duplicación de ayudas que el Estado paga a los parlamentarios que proceden de los archipiélagos de Madeira y Azores.

El parlamentario del BE, uno de los partidos de izquierda que apoyan al Gobierno socialista, anunció su renuncia en un comunicado en el que señaló que el mandato en la Asamblea de la República debe regirse "con el más absoluto rigor e inquebrantables principios éticos".

Ascenção es uno de los siete diputados que, según denunció el semanario luso "Expresso" en su edición del pasado sábado, se aprovecharon de las ayudas que el Estado ofrece a los parlamentarios que proceden de las islas.

Los diputados elegidos por los archipiélagos de Madeira y Azores gozan de una ayuda de transporte para cubrir los traslados desde las islas a Lisboa, donde se encuentra la Asamblea de la República.

Además, todos los ciudadanos residentes en ambos archipiélagos tienen derecho a un descuento por insularidad cada vez que realicen un viaje al territorio peninsular, que les es reembolsado por el Estado posteriormente.

Según "Expresso", siete diputados de las islas recurren a este descuento para solicitar al Estado que les reembolse el coste de los viajes, cuando en realidad nunca los abonaron de su bolsillo porque fueron cubiertos por la ayuda de transporte para parlamentarios.

Además de Ascenção, se habrían aprovechado de estas ayudas cinco diputados socialistas -entre ellos el presidente del partido, Carlos César- y uno del conservador Partido Social Demócrata, líder de la oposición.

Carlos César emitió un comunicado el día que saltó la noticia en el que no negó los hechos pero aseguró que siempre cumple la legislación y regulación en vigor.