Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFE).- Con todas las miradas puestas en el futuro de Cristina Cifuentes, el PP prefiere de momento no tomar ninguna decisión al respecto a la espera de que concluyan las investigaciones abiertas sobre su polémico máster, según ha asegurado el vicesecretario de Sectorial del partido, Javier Maroto.

Los 'populares' defienden que las dos líneas de investigación, la de la Universidad Rey Juan Carlos y la judicial, están "inconclusas", por lo que toca esperar a conocer sus conclusiones.

Maroto ha cargado contra aquellos que piden la salida de Cifuentes cuando dirigentes de otras formaciones han admitido que han falsificado sus currículos.

Desde la dirección nacional del PP descartan que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, termine reclamando a Cifuentes que se aparte del cargo por las presuntas irregularidades en la obtención de su posgrado.

"No estamos ahora en esa tesis, queda mucho para el 7 de mayo", ha subrayado el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, en referencia a la fecha tope en la que podría celebrarse la moción de censura que planteará el PSOE-M en la Asamblea de Madrid.

El PP, según Maíllo, "no es una máquina de picar carne" y, de ahí, su postura moderada con respecto a la polémica del máster de Cifuentes ante las amenazas de Ciudadanos de apoyar la iniciativa socialista si no la relevan.

El 'número tres' del PP apuesta por esperar a ver si Cs cumple su anuncio. "Quiero ver a Ciudadanos sentado con Podemos y el PSOE para negociar una moción de censura", ha dicho Maíllo, que asegura que dentro de la formación naranja "hay debate" sobre votar esta iniciativa con Podemos "que apoya a los independentistas".

La "obsesión" de Cifuentes no la entiende el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la atribuye a "algún complejo". "Yo solo tengo un título. ¡Ya me hubiera gustado tener más!", ha señalado en una entrevista.

Sin embargo, reconoce que dentro de las filas del PP no tienen a personas "con sus condiciones", ya que la ha considerado una persona "eficiente y leal".

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha abogado también por esperar a que concluya el proceso de investigación puesto en marcha por la Universidad Rey Juan Carlos y por el Ministerio Fiscal antes de tomar "una decisión coherente" al respecto.

La formación que lidera Albert Rivera sigue a la espera de que el PP cese a Cifuentes y, por ello, no han negociado nada de momento con el PSOE-M, según ha remarcado la portavoz nacional, Inés Arrimadas, que ha lanzado al PP un mensaje: tienen que decidir si quiere seguir gobernando en Madrid o que sea Ángel Gabilondo el presidente de la Comunidad hasta las elecciones de 2019.

Gabilondo, el portavoz del PSOE-M en la Asamblea de Madrid, será el candidato socialista a la Presidencia en una moción de censura que aún no tiene fecha fijada.

La presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, es quien tiene que decidir cuándo se celebrará el debate, y los socialistas le han urgido a que se tramite de manera inminente, puesto que hace once días que se registró la iniciativa en el Parlamento madrileño.

Así lo ha manifestado la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, que ha expresado su convencimiento de que los madrileños no pueden celebrar el día de su Comunidad, el 2 de mayo próximo, con la actual situación "ignominiosa".

Podemos apoya "la moción de la dignidad", como la ha calificado el secretario general de la formación en Madrid, Ramón Espinar, que ha considerado que Cifuentes "tiene que salir" del Gobierno regional por mentir y haber generado una crisis que afecta a todas las instituciones.

Mientras tanto, el Juzgado de Instrucción 29 de Madrid ha abierto diligencias previas en relación a la querella que Cifuentes presentó contra los periodistas de eldiario.es, que fueron quienes destaparon las presuntas irregularidades de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).