Diario Vasco

Oviedo, 16 abr (EFE).- El defensa del Real Oviedo Carlos Hernández señaló este lunes, tras la victoria ante el Nástic, que todo equipo tiene siempre margen de mejora y explicó que el técnico azul, Juan Antonio Anquela, les pide a los azules "mejor trato de balón" ahora que el físico "cuesta un poco más" para "llevar mejor" los igualados partidos del tramo final de Liga.

"Hemos mejorado cosas y otras están pendientes de mejorar. El míster pide a algunos jugadores que el balón pase por ellos para asociarse, tener mejor trato de balón y mayor tranquilidad, pero es cierto que cuando los resultados no eran buenos era más difícil trabajar esas cosas. Con dos victorias consecutivas podemos ganar en confianza y jugar con todos los registros del equipo", comentó.

Para el central, que reconoce "mirar todo de otro modo" tras haber sumado los últimos seis puntos, es importante que nadie se "relaje" y matizó que aún quedan siete partidos por jugar y eso son "muchos puntos" tanto para bien como para mal.

"Vamos tachando días y jornadas, y estamos ahí. Ese era el objetivo más importante, está claro que verte en esa posición te da confianza, pero puede pasar de todo y el ejemplo más claro es el Huesca, al que se daba por ascendido hace unas semanas. Estar en puestos de promoción nos hace optar a todo hasta el final, pero todo pasa por hacer las cosas bien tanto en casa como fuera", advirtió.

Hernández, que se siente igual de "cómodo" con línea de tres en defensa que con la de cuatro, valoró que el propio Anquela esté consiguiendo que jugadores que no son de perfil tan físico "corran para el equipo" y destacó por encima de todo la "solidez" que está logrando el equipo tanto en defensa como en ataque.

"Cuando trabaja todo el mundo el equipo funciona; sea el sistema que sea, lo que hay que hacer es correr. En los dos últimos partidos no hemos encajado goles y eso es algo que se traduce en puntos", explicó el central, que considera una "suerte" volver a jugar ahora en casa, en este caso ante el Real Valladolid.

El jienense tiene claro que el de los vallisoletanos será un partido "difícil", y aclaró que si Mata es el máximo goleador de la categoría no es por "casualidad", por lo que espera "mantener la línea" y la "solidez" necesarias para "no encajar y aprovechar las ocasiones" que se den durante el partido.

Los azules volvieron de lunes al trabajo en la habitual sesión de carácter regenerativo y afrontarán una semana atípica por jugar el viernes y en la que está previsto que se entrenen toda la semana y que el técnico comparezca el jueves, tras la sesión a puerta cerrada del miércoles, en las instalaciones de El Requexón.