Diario Vasco

(Corrige en la EC1183 el primer y el cuarto párrafo el número de nuevas aperturas)

Barcelona, 16 abr (EFE).- La cadena de panaderías Granier alcanzó en 2017 una facturación de 47 millones de euros, un 3 % más que el año anterior, y prevé impulsar este 2018 su presencia internacional con la apertura de seis establecimientos en países como Italia, el Reino Unido o Estados Unidos.

La compañía, con más de 350 tiendas en toda España, inaugura mañana su octava panadería en Londres, situada en Brighton, un local con más de 150 metros cuadrados distribuidos en dos plantas que dará empleo directo a ocho trabajadores.

A esta apertura se le sumarán este mes de abril dos nuevas panaderías en Italia, una en Roma y otra en la ciudad de Sulmona, en el centro del país, según ha informado hoy la empresa, que fue fundada en 2010 por el panadero y empresario catalán Juan Pedro Conde.

En los próximos meses, Granier tiene previsto abrir otros tres establecimientos en el extranjero, con lo que acabará el presente año con un total de 23 locales fuera de España: nueve en el Reino Unido, cinco en Estados Unidos, siete en Italia y dos en Portugal.

El director comercial de la cadena, Pedro Ramos, explica que la tendencia de expansión de Granier "está cada vez más enfocada en el extranjero, dada la gran implantación" que la firma ya tiene en España.

"Nuestra estrategia para este 2018 consiste en reforzar especialmente nuestra presencia internacional creciendo en los países en los que ya estamos implantados", señala el directivo.

El negocio internacional de Granier supone actualmente el 15,5 % de la facturación global, con unos ingresos de 7,3 millones de euros en 2017.

Con la apertura de estas seis nuevas tiendas, la cadena espera incrementar las ventas internacionales cerca de un 90 %, alcanzando unos ingresos de 14 millones de euros.