Diario Vasco

Montmeló , 15 abr .- El sueco Johan Kistorffersson (PSRX Volkswagen Sweden) se proclamó este domingo campeón de la primera prueba del Mundial de Rallycross al ganar, por primera vez, en el Circuit de Barcelona-Cataluña.

Kristoffersson, vigente campeón mundial de la especialidad, se adjudicó la primera carrera de la temporada, por delante del francés Sébastien Loeb (Team Peugeot Total) y el noruego Andreas Bakkerud (EKS Audi Sport).

El podio se configuró después de que la dirección de carrera decidiera descalificar al sueco Mattias Ekström, que se había hecho con la victoria.

La final de la categoría reina, la de Supercar, era la carrera más esperada del fin de semana, programada a seis vueltas. Ekström empezaba liderando la carrera, mientras que Kristoffersson se situaba justo por detrás.

Ambos se perseguían con estrategias diferentes. El de Volkswagen era el último en hacer la 'Joker Lap', y eso le permitió protagonizar una última vuelta de infarto, a la aspiración de Ekström.

Finalmente, la victoria era para Ekström, pero la dirección de carrera decidió descalificarlo por un incidente en la salida con Peter Solberg.

"Creo que en la pista hay batallas justas y que a veces se gana y a veces se pierde. Cuando he mirado a mi lado, no había nadie, no había ningún otro coche en paralelo", comentó Ekström sobre el incidente.

Minutos antes de la final, con la disputa de la segunda semifinal, Loeb dio la sorpresa. El nueve veces campeón del mundo de rallys se quedaba fuera de las apuestas por no haber superado el corte después de las cuatro sesiones de calificación.

Por contra, su compañero de equipo Kevin Hansen era el último de los doce clasificados. El Team Peugeot Total tomaba la decisión de intercambiar las posiciones de sus pilotos para que Loeb lograra un puesto en la gran final.

Después de un fin de semana difícil e irregular, el francés subió finalmente al podio en segunda posición y se llevó unos valiosos puntos para arrancar el campeonato.

Loeb compartió sus sensaciones después de la carrera, mostrándose sorprendido y agradecido: "Nunca se sabe lo que puede pasar, he vivido emociones tan intensas este fin de semana con el mismo campeonato".

A causa de la descalificación, Bakkerud se encontró con un tercer puesto. El piloto de Audi demostró sus habilidades durante el fin de semana, siendo uno de los hombres más constantes y regulares.

La nota negativa fue para a Timmy Hansen. El joven piloto sueco lideraba su semifinal cuando un problema electrónico en la última vuelta le dejaba sin potencia y lo hacía chocar contra sus rivales.