Diario Vasco

Madrid, 15 abr (EFE).- La excelente novillada que lidió hoy la ganadería de Ángel Luis Peña -con dos utreros premiados con la vuelta al ruedo en el arrastre- en la localidad madrileña de Talamanca de Jarama fue la verdadera protagonista de un espectáculo en el que solamente se paseó una oreja, a cargo de Darío Domínguez.

Se lidiaron cuatro novillos de Ángel Luis Peña, bien presentados y de muy buen juego, especialmente tercero y cuarto, premiados ambos con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Fran Ferrer, silencio y silencio.

Darío Domínguez, silencio y oreja.

La plaza registró menos de media entrada en los tendidos.