Diario Vasco

Telde , 13 abr .- El grupo Binter podría comenzar a suministrar componentes para los aviones ATR desde Canarias de fructificar sus negociaciones abiertas con el fabricante europeo, que se ha declarado "sorprendido por su capacidad tecnológica e incluso de diseñar pequeñas piezas" para sus aparatos.

La apuesta por desarrollar una nueva línea de negocio en el campo de la construcción de equipamiento para los aviones ATR, a partir de la experiencia adquirida en su mantenimiento tras décadas de operar con sus aparatos hecha por Binter, que comenzó su andadura como línea aérea y ha ido ampliando sus sectores de actividad con los años, ha posibilitado esa expectativa, según ha expuesto hoy el presidente de la compañía que los fabrica, Christian Scherer.

Al término de una visita que ha efectuado a las instalaciones de Binter en Gran Canaria, Scherer se ha declarado favorable, en principio, a diversificar sus negocios con la aerolínea, que hasta ahora ha sido sólo su cliente asiduo, surtiendo su flota fundamentalmente con los ATR, para hacer de él, además, un suministrador de algunos de los elementos que necesitan las aeronaves.

Elementos que, de hecho, ya desarrolla y manufactura en la isla la empresa Aerodesign and Manufacturing Technology, filial de la aerolínea más conocida por sus siglas ADM Tech, para proveer a una decena de transportistas repartidos por cuatro continentes, que operan con aparatos ATR.

Partes metálicas del habitáculo de esos aviones, compuestos de fibra de carbono o plástico, pegatinas señalizadoras o informativas y productos textiles como moquetas o cortinas son algunas de las cosas que, en unos casos emulando los modelos originales de ATR y en otros tratando de mejorarlos mediante el diseño de nuevos repuestos que los reemplacen aumentando sus prestaciones y eficacia, son los productos de ADM Tech, ha explicado su director comercial y de calidad, Alejandro Rosa Marí.

Este directivo de ADM Tech ha aclarado que, de llegar a buen puerto las conversaciones con ATR, su empresa trabajaría por primera vez para un fabricante de aviones y no sólo para líneas de transporte aéreo, como hasta ahora.

Una posibilidad que ha valorado especialmente por la circunstancia de que ha surgido apenas año y medio después de que se pusiera en marcha la empresa ADM Tech, constituida en 2016.

Esa juventud de la empresa canaria no ha sido obstáculo para que tanto Scherer como otros directivos de su grupo que le han acompañado hayan salido de sus instalaciones con "una muy buena impresión", ya que han comprobado que sus profesionales "tienen mucha experiencia en el mantenimiento de los ATR" y, además, han desarrollado "algunas tecnologías que casi solo existen aquí", ha declarado el jefe de Productos y Servicios del fabricante, Laurent Cabaille.

Además, ha opinado que esos factores, unidos a que ADM Tech cuenta con las certificaciones internacionales exigidas para convertirse en suministrador de componentes de sus aparatos, "pueden abrir posibilidades de hacer determinadas piezas que no se fabrican mucho".

Por todo ello, y porque además las piezas hechas en la isla podrían ser más baratas que las fabricadas en otros lugares, los directivos de ATR han confirmado en declaraciones a periodistas que analizarán la opción de trabajar en el futuro con la empresa canaria, cuyas capacidades querían "descubrir, como primer paso" para sondear si eso era viable, con la visita que finalizan hoy, ha concluido Cabaille.